Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 

 

 

 

 
Jul 2024
MoTuWeThFrSaSu
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

   


www
Portada:: Homilia:: Ciclo A:: Domingo VII Tiempo Ordinario

5 / 5 (16 Votos)




Domingo VII Tiempo Ordinario

Sun, 19 Feb 2023 09:32:00
 

CAMINEO.INFO.-

Este evangelio se podría titular: de la venganza proporcionada (que es la tendencia que todos tenemos por el pecado original) a responder al mal con amor (que es la tendencia que Dios quiere sembrar en  nuestros corazones). Me explico:

 

Hemos empezado el evangelio escuchando una parte de la ley del Talión: “Ojo por ojo, diente por diente”. La ley del Talión decía: Mas si hubiere muerte, entonces pagarás vida por vida, ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie, quemadura por quemadura, herida por herida, golpe por golpe”. (Éxodo 21, 23-25).

 

Parece un poco bestia, pero en su momento esta ley buscaba una proporcionalidad en la venganza, que la venganza no fuera excesiva. Porque el instinto natural es querer hacer más daño del que has recibido. Por tanto, si alguien te roba una gallina, tu no le puedes robar una oveja. Esto es lo que dice la ley. La venganza ha de ser proporcionada. Quiere decir, pagar con la misma moneda.

 

Quizás nos cueste reconocerlo pero algunas veces  estamos rigiendo nuestra vida por la ley del Talión; pagamos con la misma moneda.

 

Si no nos hablan, nosotros no hablamos, si nos ignoran, nosotros ignoramos, si nos ofenden, nosotros ofendemos, si no nos aman, nosotros no amamos, si nos critican, nosotros criticamos. ¡Entonces, señores y señoras estamos en el Antiguo Testamento, y no estamos viviendo lo que Jesús nos dice hoy!

 

Cuántas veces nos ha pasado que en casa alguien ha hecho una cosa que no me gusta y yo entonces no le hablo, me pongo serio, le doy respuestas cortas y tajantes, ... Lamentablemente esto pasa bastante en algunos matrimonios. Ésta es reacción del Antiguo Testamento. Es reacción de la ley del Talión.

 

En la oración personal, pongamos nuestra vida ante el Señor... y pidámosle luz para descubrir algunas actitudes que responden a la ley del Talión.

 

Segunda idea: Jesús nos dice: “Habéis oído que se dijo: . Yo, en cambio, os digo: No hagáis frente al que os agravia”. Entonces pone cuatro ejemplos, donde frente a una ofensa la respuesta no es pagar con la misma moneda, sinó responder desde el amor!! ¡Qué gran enseñanza!! ¡Ante el mal recibido respondemos con amor!

 

Ésta es la propuesta que nos hace hoy Jesús: “es preciso responder siempre con amor y desde el amor. Hasta el punto que hemos de amar a los enemigos”.

 

Es una propuesta audaz... pase lo que pase miraremos de reaccionar desde el amor y dar una respuesta de amor.

 

Y esto no es nada fácil… porque la tendencia natural es reaccionar desde las entrañas, y la reacción sobrenatural es responder con amor.

 

¿Y todo esto por qué?

Porque Jesús nos lo dice. Porque Dios ama así, a los buenos y a los malos, y nosotros hemos de hacer igual. Porque estamos llamados a ser santos, perfectos, como el Padre del cielo. Porque es el camino de la felicidad. “Felices los que siguen la ley del Señor”.

 

¡¡Que es muy difícil!! Ya me lo habéis oído decir: ni fácil ni difícil. Es posible con la gracia de Dios, e imposible para el hombre con sus fuerzas naturales.

Cuando nos ofenden se abren delante nuestro dos caminos: empezar a buscar justificaciones para responder desde las entrañas (“es que siempre hace igual, ya he tenido mucha paciencia, la ha hecho muy grande, es un insensible”) o el camino de pedir la gracia para poder reaccionar desde la caridad. ¡¡Siempre sin excepciones!!

 

Justificaciones o la gracia, ¿qué camino escoges? Y decisiones como éstas nos van configurando como  personas, como cristianos, como seguidores del Cristo. ¿Justificaciones del mal, o la gracia de Dios? ¿Dónde quieres estar situado? Orémoslo esta semana.

 

“Porque, si amáis a los que os aman, ¿qué premio tendréis? ¿No hacen lo mismo también los publicanos? Y si, saludáis solo a vuestros hermanos, ¿qué hacéis de extraordinario? ¿No hacen lo mismo también los gentiles?

 

Palabras interpelantes, que nos llevan a ir más allá de nuestras propias fuerzas naturales.

 

Y vivir la frase final del evangelio de hoy: “Por tanto, sed perfectos, como vuestro Padre celestial es perfecto”.  Amén.









SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com