Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 

 

 

 

 
Jul 2024
MoTuWeThFrSaSu
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

   


www
Portada:: Homilia:: Ciclo A:: Domingo IV Tiempo Ordinario

5 / 5 (16 Votos)




Domingo IV Tiempo Ordinario

Sun, 29 Jan 2023 15:13:00
 

CAMINEO.INFO.- Cuánta belleza hay en el mensaje de Jesús. Una belleza poética, y a la vez una belleza profunda. Belleza porque las bienaventuranzas conectan con la verdad. Verdad que nuestros corazones anhelan.

 

Si algún día alguien os pregunta cuál es el texto que resume perfectamente toda la enseñanza de Jesús le podéis decir sin miedo a equivocaros: Las bienaventuranzas.

 

El papa en su libro sobre Jesús de Nazaret dice que las bienaventuranzas son la nueva Torah que Jesús ofrece al mundo. Moisés comunicó al Pueblo de Israel la Torah (los diez mandamientos) y Jesús comunica –sin eliminar la antigua- una nueva Torah: las bienaventuranzas.

 

Por tanto, estamos ante un texto capital para el cristianismo, y por tanto, para nuestra vida. Algunas reflexiones:

 

1. Qué bonito que en lo que puede ser el texto más emblemático de Jesús, él nos esté haciendo una llamada a ser felices. Jesús quiere nuestra felicidad. Él nos quiere felices, y nos indica el camino para serlo. Dios no es enemigo...

Hoy, Jesús a cada uno de nosotros nos dice: “Serás feliz si eres pobre en el espíritu, si eres humilde, si tienes hambre y sed de justo, = de ajustarte lo que Dios quiere de ti, serás feliz si eres compasivo, si pones paz, si eres perseguido por causa mía”.

 

2. ¿Son difíciles de vivir? Ni fáciles, ni difíciles, son una gracia de Dios. Vivirlas es una gracia que hemos de pedir. Toda la vida cristiana es una gracia de Dios. Son palabras que las hemos de rezar… hemos de pedir el don de vivirlas. Toda nuestra vida se ha  de ir conformando a las bienaventuranzas, camino de felicidad.

 

3. Por esto es muy bueno hacer examen de consciencia, examen de nuestros pecados, a partir de las bienaventuranzas. Muchas veces hacemos servir los diez mandamientos, pero ¿por qué no las bienaventuranzas?

 

Recuerdo que en una charla cuaresmal hice la pregunta: ¿alguien, alguna vez, se ha preparado una confesión con las bienaventuranzas? ¡¡Nadie!! ¿Cómo puede ser? Si es el texto más emblemático de Jesús. Si es la nueva Torah.

 

¿Cómo voy de pobreza de espíritu, de humildad, de deseo de ajustarme al plan de Dios...? Miras dentro. Pides luz a Jesús. Desde tu interior dialogas con Jesús.

Las bienaventuranzas nos marcan el camino de la felicidad. Las hemos de tener muy presentes...

 

Fijaros que Jesús no dice: “Felices los que tienen salud”. Cosa que nosotros tantas veces decimos: “Lo importante es tener salud”. ¡Nooooo! Hay en nosotros muchas creencias equivocadas.

 

Dice el Papa Benedicto comentando las bienaventuranzas: “Con Jesús entra la alegría en la tribulación”. ¿Puedes no tener salud y ser feliz? Sí, con Jesús puedes...

 

Mientras nosotros ponemos la felicidad en cosas exteriores y corporales (salud, éxito, riquezas, no tener problemas). Jesús pone la felicidad en el interior (humildad, pobreza de espíritu, corazón limpio, compasivo, ...). Esto nos pide la conversión, el cambio de mentalidad. 

 

Vale la pena destacar las lecturas que hoy acompañan e iluminan las bienaventuranzas. Algunas expresiones de la primera lectura:

“Buscad al Señor, los humildes”, 

“Buscad la justicia, buscad la moderación”,

“Dejaré en medio de ti un pueblo pobre y humilde”.

San Pablo nos presenta una contraposición muy clarificadora entre: “Los sabios, los poderosos, los aristócratas” y los que “a los ojos de los hombres”, “a los ojos del mundo”, “los que el mundo tiene por ignorantes, .... o son gente de clase baja, gente que nadie  hace caso, los que no valemos para nada”.

 

Qué sintonía en la Palabra de Dios. Cómo hoy las tres lecturas y el salmo nos están diciendo: “Tenéis que ser pequeños y humildes”.

 

La Biblia se escribe a lo largo de mil quinientos años, por más de treinta autores diferentes, y qué sintonía que hay. Hay libros de ciento cincuenta páginas escritos por diversos autores, y no ves esta sintonía.  

 

“Buscad la humildad”

“Si alguno se gloría, se tendrá que gloriar del Señor”

“Felices los humildes”.

 

Hoy, en esta eucaristía Jesús nos quiere dar más humildad. ¡Hagamos ahora silencio y pidámosla!









SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com