Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Sep 2017
MoTuWeThFrSaSu
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Reflexión en libertad:: Jose Manuel González Pérez:: ¡Populismos y ‘bien común’ recontextualizado!

5 / 5 (30 Votos)



¡Populismos y ‘bien común’ recontextualizado!

 
Sat, 26 Nov 2016 08:19:00

Continuo mi reflexión para ponderar el alcance de la novedad de la denominada alternativa de La Economía del Bien Común (EBC) liderada por Christian Felber y que al parecer inspira e hipnotiza a tanto incauto.  Quizá este asunto se pueda contextualizar de forma menos alarmante, sin perder atención al recorrido del asunto. Simplemente identificaríamos estos empeños que se proponen en 'la EBC' como algo que no es tan nuevo. Algo ya conocido y para nada se trata de un modelo económico alternativo. Simplemente lo que hace es que intenta avalar y justificar con su Matriz 'estrategias de diferenciación de productos', como la del plátano canario de las manchitas negras, de K.Arguiñano.

De manera que al que cumple se le da el distintivo o etiqueta verde y al que no cumple la etiqueta roja, abriéndose un abanico de posibilidades y etiquetas entre ambas situaciones. Pretendiéndose con ello avalar que haya algún grado de poder de mercado (capacidad de fijar precios) que sostenga los diferenciales de precios anhelados ‘por las empresas que se portan bien'.

O también mediante el reconocimiento de la existencia de externalidades negativas de la actividad económica, que perjudican a terceros, como la contaminación, el tabaco,..., o las positivas, que benefician a terceros, como la educación, la sanidad, los ‘bienes públicos’... Externalidades tanto en el consumo y en la producción. Esto también está inventado en las economías sociales y de mercado con cobertura constitucional en el ámbito capitalista.

Y se intenta corregir, de existir, estos llamados fallos de eficiencia (de mercado)’ con impuestos o subvenciones; asumiendo, siempre, alguien los costes de tal desajuste y los problemas de su financiación.

Claro que está inventado también la necesidad de corregir los fallos de Estado’ y de su intervencionismo, que fallos tiene y gordos en su afán de intervencionismo incauto. Todos y cada uno debemos siempre mejorar. ¡Como todo el mundo! Todos podemos fallar, las personas y los mecanismos también ¡Qué le vamos a hacer! La economía es una ciencia social.

¿Pero desde la 'EBC' cómo se intenta resolver esto de los fallos? Pues ahí está el punto, las pretenden resolver, desde su 'nosotros' penalizando o premiando a las empresas y contando con el amén de los consumidores que suponen, no sé por qué, comprarán esos productos a tales precios intervenidos. ¿Lo pretenden resolver dando capacidad para trasladar a precios los diferenciales entre costes sociales y costes privados, o entre valor social y disposición marginal a pagar (precio de la demanda privada)?¡La verdad es que me quedo perplejo por la capacidad que se le presupone al tal 'nosotros' pretendiendo casar cantidades y precios! Por el alcance, nada científico, de eso, tan bonito, dulce y bueno, que denominan 'Modelo de Economía del Bien Común' y de eso mismo que denominan ‘bien común’ pero que no alcanzo a saber qué es, ni cómo saben si crece o decrece, porque tampoco se puede saber cómo se mide. Asimismo no logro saber porqué este nuevo 'nosotros' es mejor que el viejo 'nosotros'. ¡Porque yo sigo siendo yo! y si cada uno así lo cree, ¿por qué los 'nosotros' vamos a ser distintos? Creo que hay demasiadas cosas que no casan ni se sostienen y si no se sostienen caen o caerán.

El discurso desde 'la EBC' parece identificar a los que se portan bien con los que contribuyen con saldo neto positivo al 'bien común', a estos se les premiará otorgándole la correspondiente insignia o etiqueta. Por contra castigará a los que se comportan mal por no incrementar o mermar el 'bien común'. ¿Dónde está el problema? ¿Por qué hay motivos para inquietarnos? Pues lo reitero, ahí está el punto, porque es en ese inquietante 'nosotros' en quien descansa o “reposa” el pretendido ajuste, la determinación de los precios y la fijación de los valores de cada celda de la 'Matriz'. No reposa en el mercado, ni en la competencia, ni en la división del trabajo, ni en la racionalidad de las personas, ni de los que compran ni de los que venden en los mercados de bienes y servicios, en los mercados de factores ni en los mercados financieros. Estas cosas, estos apoyos,  son, según este profesor y sus seguidores, desde su “intuición”, simples y absurdas construcciones o abstracciones académicas, no reales. Y yo me pregunto: ¿hay alguien que compre algo sin que otro le venda? E igualmente ¿hay alguien que venda algo sin que otro le compre? El intercambio voluntario intrínseco al mercado es real,  la división del trabajo y la competencia conducen a la existencia de los acuerdos entre personas libres, a la existencia equilibrios, donde se hace patente las compatibilidades de los planes de personas distintas, con objetivos distintos y sujetas a sus respectivas restricciones de escasez. Y todo esto es más que una “mera esperanza”. Entre las alternativas existentes e implementadas, ésta, la economía de mercado, es la que mejor resultados logra y ha logrado a lo largo de la historia, racionalmente conduce por una vía  socialmente científica, real y sostenible hacia la solución y mejora paulatina de los problemas económicos que cada uno y todos tenemos. Conduce hacia los acuerdos y/o equilibrios, claro está con las restricciones que operen. Ello es lo que hace optimizar los objetivos  sin despilfarrar recursos, hace crecer los siempre escasos bienes de capital,  la riqueza, el bienestar y el verdadero bien común de nuestras sociedades, como ha ido ocurriendo a lo largo de toda nuestra historia.

Nunca tiempo pasado fue mejor, también en términos de bien común, salvo cuando se han puesto a jugar con estas cosas serias y han embarrancado. Sin duda, hay que avanzar y mejorar. Siempre la humanidad lo ha hecho y las sociedades occidentales de la forma más destacada, ahondando y profundizando en sus fundamentos enraizados en sus fuentes, en sus valores. Fuentes que no son de ayer, no son tan nuevas, aunque el afán de novedades casi siempre ha ayudado. Algunos colocan las fuentes casi en anteayer, otros en la ilustración, en la revolución francesa o en la revolución industrial. Pero son mucho más antiguas, pues las fuentes de occidente provienen de la conjunción de la tradición judeo-cristiana y greco-romana. Escalón a escalón, peldaño a peldaño. Registros con sellos de historia con aciertos más que errores, que también hay. Sigamos pues reflexionando para contribuir a generar riqueza y así poder distribuirla. De eso honestamente trató Adam Smith y tantos que se han ocupado y se ocupan de su magistral tesis desde la ortodoxia económica clásica… Las reflexiones siempre nos dan pistas. Para tomarlas o no ¿Acaso esta que presenta “La EBC”, aún siendo bienintencionada, es más real y sostenible? ¿o es una pretensión que caerá por insostenible?

Estoy algo inquieto y creo que debemos estar atentos con las derivas populistas, vengan de donde vengan. Seguro que algunas cosas buenas tienen, pero la atención que reclamo es para que no se quiebre la confianza que hay que preservar y cuidar, para que el común y lo común resulte cuidado. Pues es muy complicado, para mí imposible y un rotundo error y posible peligro, que los ‘nosotros’ colocados por encima de nuestros propios Parlamentos, sean sede de ‘la soberanía del pueblo’ y sean quienes defiendan, valoren y diriman sobre lo que, se entienda en cada momento, como ‘bien común’ y sobre los valores al dictado de la variables económicas. ¡Dejen a los agentes ser quienes son! ¡Tengan confianza en las personas! Cuidado con el dirigismo siempre y, especialmente, con los populismos. Estos ‘nosotros’ se apuntan a dirigir a las gentes abanderando la representación total del pueblo pero sin los individuos que lo conforman. Insisto, siempre escuchémonos y siempre ¡atentos! La filosofía, la economía, la política, la sociología, la antropología, la ciencia, la razón y la fe siempre al servicio del hombre nos ayudan y ayudarán, nunca al revés. ¡Ánimo!






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com