Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 

 

 

 

 
Oct 2022
MoTuWeThFrSaSu
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

   


www
Portada:: Homilia:: Ciclo C:: Domingo XIV Tiempo Ordinario

5 / 5 (9 Votos)




Domingo XIV Tiempo Ordinario

Sun, 03 Jul 2022 12:42:00
 

 

CAMINEO.INFO.- Éste es uno de estos evangelios que los puedes ir comentando frase a frase. Es lo que haré. Y recordad que aquello que Jesús dice a sus discípulos a nosotros nos lo dice. No  escuchemos sus palabras como una cosa que Jesús dijo, sino como unas palabras que Jesús me dice a mí, hoy.

 

“En aquel tiempo, designó el Señor otros setenta y dos”. ¡Doce! ¡No! Setenta y dos. Jesús no envía los doce, envía a los setenta y dos, cosa que nos habla de que todos somos enviados a comunicar la Buena Nueva. ¡Todos!

 

Nos ha de preocupar que no conozcan a Cristo. Alguna cosa falla si no sabemos transmitir toda la belleza que hay en Cristo. No podemos quedar indiferentes ante tantos y tantas que no creen. 

 

“… los envió por delante...”, hemos de sentirnos enviados. ¡Muy importante! No soy yo que me motivo a evangelizar. Soy yo que me descubro enviado por Jesús a evangelizar. La perspectiva es muy diferente. Este descubrimiento se palpa en la oración.

 

 “La mies es abundante y los obreros pocos. Sentido de urgencia: “abundante...” y “pocos”. En aquella cultura agraria tienen muy claro que el tiempo de la siega es importantísimo, y es un tiempo breve, ni demasiado pronto ni demasiado tarde. ¡La siega es urgente! ¡La tarea de evangelizar es urgente!

 

Jesús podría hablar de sembradores, pero habla de segadores. Somos segadores porque es Dios quien siembra un montón de semillas en el corazón del hombre. Cuando vamos a evangelizar pensemos en esto: “Jesús ha tocado este corazón a quien ahora me dirijo. “Jesús ya ha hecho faena” “El Padre no deja de trabajar, y yo también trabajo”, dice Jesús. El corazón del hombre está muy bien hecho... Sólo Dios, la verdad, la belleza, consiguen llenarlo.

 

“Rogad, pues, al dueño de la mies que mande obreros a su mies”. Una de les dos cosas concretas por la cual Jesús nos pide que recemos. ¡No podemos dejar de hacerlo!

 

“¡Poneos en camino! Poneos en camino, Imperativo. Es una orden directa de Jesús. ¿Qué haremos con ella?

 

“Os mando como corderos en medio de lobos”. “Si defiendo la Iglesia se meten conmigo”. “Si digo que voy a misa me hacen burla”. “Me critican por ser cristiano”. Enviados como corderos  en medio de lobos. Hoy más que en otras épocas. Pero atención, ¡esto no evita la misión! Jesús lo reconoce: “el ambiente es complicado, pero te envío, ponte en camino”.

 

Una idea motivante: Evangelizamos desde la libertad, pero también desde el firme convencimiento de que estamos ofreciendo lo mejor. Nosotros no decimos: “he aquí una oferta más dentro del abanico de concepciones del hombre”. No ofrecemos una oferta más, sino la mejor y la única que tiene capacidad de realizar al hombre auténtico. Nosotros no hacemos propaganda. Lo que hacemos es compartir lo que nos llena y nos da la vida.

 

“No llevéis talega, ni alforja, ni sandalias”. Les hace unas recomendaciones para que abandonen las seguridades humanas, las visiones humanas y entren en el camino de la confianza en Dios, el camino del abandono en manos de Dios. Sólo necesitan (necesitamos) el poder de Dios. Dios está con ellos (con nosotros). La regla de oro de la misión es la confianza total en Dios y en su providencia. Evangelizamos porque confiamos en Dios, no porque tengamos mucha confianza en nosotros mismos.

 

“No os detengáis a saludar a nadie por el camino”. Jesús no les dice que sean maleducados. Los saludos protocolarios de la cultura judía se alargaban bastante, Las palabras de Jesús hablan de la urgencia de la misión. Los discípulos de Jesús han de centrarse como un atleta lo hace antes de una competición importante. Como un bombero delante de un fuego. O un médico en una operación. Las distracciones en estos casos pueden ser fatales. El discípulo de Jesús no se puede parar en nada que le distraiga de su deber.

 

“Los setenta y dos volvieron muy contentos”. La alegría del misionero. Evangelizar llena el corazón, da alegría. Haced la prueba. En la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium hay un apartado que se titula: “La dulce y confortadora alegría de evangelizar”. Ocasión de evangelizar: en setiembre empezaremos un curso alpha. Cenas evangelizadoras. Id pensando y rezando.

 

“Señor, hasta los demonios se nos someten en tu nombre”. Dios actúa a través nuestro. Confianza y mucha esperanza. ¡¡Esperemos milagros!! ¡¡Claro que sí!!

 

“Estad alegres porque vuestros nombres están inscritos en el cielo”. La fuente de la verdadera alegría...

 

Acabo ya, con una frase del Cardenal Ricardo María Carles: “No os preguntéis si a la gente le interesa o no le interesa que le habléis de Dios, los santos tienen necesidad de hablar de lo mejor que llevan dentro”. Pues eso: hablar de ...

 

 

 

 

 

 









SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com