Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 

Dec 2019
MoTuWeThFrSaSu
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          








www
Portada:: Homilia:: Ciclo C:: III DOMINGO DE PASCUA

5 / 5 (23 Votos)




III DOMINGO DE PASCUA

Sat, 04 May 2019 22:48:00

CAMINEO.INFO.-

 

Estamos viviendo y celebrando el tercer domingo de Pascua, y el evangelio nos relata la tercera aparición de Jesús resucitado. Dice el evangelista: “Ésta fue la tercera vez que Jesús se apareció a los discípulos, después de resucitar de entre los muertos”. Nosotros participamos en esta eucaristía con el deseo, con la esperanza, de que la eucaristía sea también para nosotros un encuentro con Jesús resucitado. Con esta idea hemos de participar de toda misa... voy a encontrarme con Cristo resucitado, que me habla, que me ofrece entrar en comunión con él, participar de  su vida. Como decía Cotelo en un.... “Dios no aspira a que creas que existe, Dios aspira a la unión total contigo”. Jesucristo con la eucaristía nos ha hecho un regalo maravilloso!

En la escena que hemos contemplado hoy encontramos algunas referencias eucarísticas:

 

A)        Los discípulos están en la barca pescando y en medio de las dificultades y los esfuerzos del trabajo, Jesús se aparece y los alimenta. Nuestra eucaristía dominical es también esto: después de una semana de trabajo, donde hay dificultades, esfuerzos, alegrías, tristezas, participamos de la eucaristía donde el Señor se hace presente y nos alimenta.

Es necesario que la presencia del Señor sea, como lo fue para los discípulos, una presencia esperada, una presencia deseada, una presencia que nos hace estallar de gozo. ¡Qué regalo tan maravilloso nos ha hecho Jesucristo con la eucaristía!

 

 

b) Hay más referencias eucarísticas: Hoy Juan el discípulo amado dice: “Es el Señor”. Nosotros cuando escuchamos la Palabra de Dios también hemos de pensar: “Es el Señor quien habla”, por esto el sacerdote después de leer el evangelio dice: “Palabra del Señor”. Después de la consagración hace falta que vivamos aquel momento con esta consciencia de que Jesucristo resucitado se ha hecho presente. “Es el Señor quien se ha hecho presente”. Y su presencia es una presencia transformante (que transforma), vivificante (que da vida), divinizante (que diviniza). ¡Qué regalo tan maravilloso nos ha hecho Jesucristo en la eucaristía!

 

Esto enlaza con el evangelio: los discípulos no han pescado nada, otra vez, toda la noche afanándose y no han pescado nada. Y llega Jesús y su presencia todo lo transforma, y se produce la pesca milagrosa.

La presencia de Jesús en nuestra vida también lo transforma todo. Y si no transforma, es que no está del todo presente. Es Dios… cómo no ha de cambiar nuestras vidas.

 

La última escena del evangelio de hoy es un diálogo entre Jesús y Pedro. Jesús pregunta a Pedro tres veces: “Simón, hijo de Juan, ¿me amas?”. Cuando Jesús hace preguntas en el evangelio nos las dirige a todos, y por tanto, también hoy Jesús nos pregunta a nosotros tres veces: “¿me amas?”.

 

Es una pregunta que no busca una respuesta fácil: “claro que te amo sino no vendría a misa el domingo”. Se puede venir a misa y no amar a Dios. No es una pregunta fácil. La pregunta de Jesús es una pregunta que nos obliga a mirar nuestra vida, toda entera.

 

Es una pregunta donde Jesús nos pide que miremos nuestro interior: nuestro corazón, nuestra vida, nuestros comportamientos, nuestrodeseo de Dios,  nuestras decisiones de cada día y viendo todo esto es necesario responder a Jesús: “¿me amas?”... 

 

Romano Guardini definía al cristiano como aquel que está enamorado de Cristo. Dos enamorados no quieren estar lejos uno del otro, dos enamorados se esfuerzan para estar el mayor tiempo posible juntos.

Estamos enamorados de Jesucristo (de verdad, personalmente) cuando deseamos pasar ratos con él, cuando ya no podemos entender nuestra vida sin él, cuando deseamos que él crezca en nosotros, cuando lo tenemos presente en nuestras decisiones, cuando nos sabe mal fallarle. Entonces, Jesucristo es Dios en nuestra vida, y no un pequeño ídolo al cual manipulamos según nuestros gustos y circunstancias.

 

Acabo ya... Es muy entrañable que Jesús prepare el almuerzo. Los discípulos han estado toda la noche trabajando, están hambrientos, y Jesús sensible a sus necesidades, y a las nuestras, les prepara un almuerzo, que comporta un dinamismo de relación, de encuentro, de diálogo, de fraternidad. También Jesús quiere almorzar con nosotros. Cada día tendríamos que hacer un café con Jesús. De vez en cuando, quedamos con amigos para hacer un café y charlar un rato. Lo mismo hemos de hacer con Jesús, para hacer posible este dinamismo de encuentro, de relación, de diálogo que él quiere tener con nosotros. 

 

Hagamos unos momentos de silencio donde pidamos a Jesús resucitado pase por nuestra vida, y se convierta en alguien más vivo en nuestra vida.

 






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com