Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
Jan 2019
MoTuWeThFrSaSu
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      


 
http://www.holyart.es



www
Portada:: Homilia:: Ciclo C:: Domingo XXVIII, del tiempo ordinario

5 / 5 (14 Votos)




Domingo XXVIII, del tiempo ordinario


Sat, 13 Oct 2018 22:34:00

CAMINEO.INFO.-


La primera lectura nos hablaba de la sabiduría, como el mejor de los bienes posibles, y la segunda de la Palabra de Dios que es viva y eficaz, más penetrante que una espada de doble filo. Pues, todo esto se realiza en el evangelio de una manera admirable (sabiduría y penetración).

 

El hombre preguntó a Jesús: “¿Qué haré para heredar la vida eterna?” Este hombre hace una pregunta sobre el sentido de la vida. Es muy bueno que nos hagamos preguntas, y preguntas sobre el sentido de la vida:  ¿quién soy? ¿De dónde vengo, dónde voy? ¿Qué me hará feliz? ¿Qué sentido tiene mi vida? ¿Qué tengo que hacer para ser feliz?

 

Hace falta que nosotros hagamos como este hombre que se cuestiona. Lleva una vida de hombre creyente, pero, al escuchar a Jesús ha surgido la pregunta, ve que está lejos de la meta... ¿Cuál fue la última vez que hicimos a Jesús una pregunta  sobre el sentido de la vida? Hagamos preguntas a Jesús... no respuesta inmediata, pero, siempre responde, ¡¡probadlo!!

 

Jesús le dice: “Ya sabes los mandamientos: no matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, no estafarás, honra a tu padre y a tu madre”. Los mandamientos de la Ley de Dios no están pasados de moda. No podemos olvidarlos. Jesucristo los cita como una realidad que hay que vivir. ¡Repasémoslos, meditémoslos, orémoslos!

 

El Joven del evangelio cumple los mandamientos pero intuye, percibe, que hay algo más: por eso dice: “Maestro, todo eso lo he cumplido desde pequeño”. Y Jesús le dice: “Una cosa te falta”. Los mandamientos podemos decir que son el mínimo, el cumplirlos nos abre un camino que nos lleva más allá. Los mandamientos constituyen la primera etapa. Y ante la presencia de Jesús al que el joven habría escuchado en diversas ocasiones el joven intuye que aun está lejos de la meta. Y Jesús le anima a emprender el camino de la perfección en el amor, el camino de la santidad.

 

Y Jesús le dice: “...vende lo que tienes, dale el dinero a los pobres, así tendrás un tesoro en el cielo...”. Y en este punto surge la pregunta: ¿Esto Jesús nos lo dice a todos o se lo dice  sólo a algunos? ¿Esta llamada a venderlo todo, Jesús nos la hace a todos o sólo a algunos? La respuesta es a todos. También hoy Jesús nos dice a nosotros que “lo vendamos todo y lo demos a los pobres...”

 

Cuando hago afirmaciones un poco sorprendentes y radicales, me gusta fundamentarlas en el magisterio, para que no se vea que es una exageración mía. Hay un texto de la Veritatis Splendor que comenta este evangelio, que hoy hemos leído y dice: Punto 18, cito textualmente:  Esta vocación al amor perfecto no está reservada de modo exclusivo a una élite de personas. La invitación “anda, vende lo que tienes y dáselo a los pobres” se dirige a todos, porque es una radicalización del mandamiento del amor al prójimo”.

 

En otras palabras Jesús nos pone en un camino de amor al prójimo donde la medida del amor es amar sin medida. Movidos por el amor a Dios siempre iremos amando más y más, cada vez más perfectamente. Es lo que han hecho los santos. Hasta el punto que desearemos vender, dar lo nuestro, para que otros puedan vivir. Queda claro por el texto evangélico que las riquezas son un gran estorbo para seguir a Jesús.

 

¿Nos descoloca, nos incomoda? Claro que sí. ¿Qué hemos de hacer? Pedir al Señor que nos ayude a vivir esto que nos propone. No lo pasemos por alto. Por  nuestras fuerzas no podemos… es gracia de Dios que nos es preciso pedir. Jesús nos ha dicho: “Dios lo puede todo”.

 

Vale la pena recordar el caso de San Antonio Abad (imagen iglesia): era un joven hijo de unos campesinos muy ricos, cuando tenía dieciocho años  sus padres murieron y heredó toda la fortuna. Tenía una hermana más pequeña que estaba a su cargo. No habían pasado seis meses de la muerte de sus padres que entra en una iglesia en la que se decía: “Una cosa te falta: anda, vende lo que tienes, dale el dinero a los pobres, así tendrás un tesoro en el cielo, y luego sígueme”.

 

A Antonio estas palabras se le clavan en el corazón, parece como si hubieran estado hechas expresamente para él. Así que fue meditando estas palabras hasta que un día decidió venderlo todo: casas, campos, muebles, animales, etc..., y lo dio a los pobres. Sólo se  guardó una pequeña parte de dinero, pensando en  su hermana.

 

Otro domingo en la Iglesia se leyó en el evangelio, aquel pasaje que dice: No se preocupe por vuestra vida, qué comeréis o qué beber, ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir... Buscad primero el Reino de Dios y hacer lo que Él quiere, y lo demás se os dará por añadidura”. Al sentir estas palabras que Jesús le dirigía lo vendió todo, lo que le quedaba e hizo que unas monjas cuidasen a su hermana y él marchó al desierto. ¡Aquí se empezó a forjar el santo!

 

¡Expongo su ejemplo para que entendamos que la Palabra se nos dirige a cada uno! ¡Y es una Palabra que estamos llamados a vivir!

 

¿Y todo esto dónde nos llevará? Lo dice Jesús al final del evangelio: Os aseguro que quien deje casa, o hermanos o hermanas, o madre o padre, o hijos o tierras, por mí y por el evangelio, recibirá ahora, en este tiempo, cien veces más –casas y hermanos, y hermanas y madres e hijos y tierras, con persecuciones-, y en la edad futura, vida eterna”. Qué negocio conocemos que te dé el ciento por uno. Tú das uno y te dan cien. ¡¡Abrámonos a la gracia!!

 

A todo esto, sólo se puede vivir desde el seguimiento de Jesús “sígueme”, y bajo su mirada de amor “Jesús se le quedó mirando con cariño”.

 

 

      






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO




SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com