Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Dec 2017
MoTuWeThFrSaSu
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Homilia:: Ciclo C:: Domingo XXIX del Tiempo Ordinario

5 / 5 (3 Votos)



Domingo XXIX del Tiempo Ordinario

 
Sun, 16 Oct 2016 18:13:00

CAMINEO.INFO.-

ÉXODO 17, 8-13
SALMO 120, 1-2. 3-4. 5-6. 7-8
TIMOTEO 3, 14-4,2
LUCAS 18, 1-8

Hoy empiezo con una confidencia personal, que tiene a ver con el mensaje del evangelio de hoy. Para mí, el momento más bonito, más entrañable, de la oración es cuando me pongo en la presencia de Dios. En el inicio de la plegaria, me gusta "perder" uno o dos minutos poniéndome en la presencia de Dios, pienso: "Estás ante Dios, no hay distancia entre tú y Él, te ve, te escucha, te acoge, te ama, está atento a ti. Descúbrete mirado con ternura por Dios. Descúbrete escuchado con atención por Dios. No es un oyente pasivo, que va registrando todo lo que dices, Él te contesta y establece un diálogo contigo. Su presencia y su amor te envuelven...."

Este ponerme en su presencia, ya es oración. Esto me ayuda a no caer en la rutina, que la rutina no mate nuestra oración.

¿Qué estoy haciendo con esto? Estoy haciendo lo que Jesús nos quiere comunicar en este evangelio: ¡¡que seamos conscientes de que Dios siempre está!! ¡¡Dios siempre escucha!! ¡¡Siempre!! ¡¡Dios siempre actúa!! ¡¡Siempre!!

Este evangelio no nos habla sólo de la oración como una práctica piadosa que hemos de hacer siempre, "Jesús decía a sus discípulos una parábola para enseñarles que es necesario orar siempre, sin desfallecer", sino que va más allá, nos reclama una actitud fundamental de confianza en Dios. ¿Confiamos en Dios?

Esta confianza, esta fe, la pone en cuestión Jesús en su pregunta final, "Pero, cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará esta fe en la tierra?". Y fijaros que no habla de una fe genérica, abstracta, habla de fe en la bondad de Dios. El fundamento de la oración, el fundamento de la oración de petición, es la bondad de Dios, la misericordia de Dios. Rezamos porque Dios es bueno, pedimos porque Dios es misericordioso.

Jesús nos abre la puerta a una relación de confianza con Dios Padre y nos anima a transitar por este camino. Aquí ha de estar enraizada y sostenida nuestra relación con Dios.

Hay un tema que nos ayuda a valorar cómo vamos en todo esto que decimos: nuestra plegaria de intercesión a favor de los demás. ¿Rezamos a favor de los demás? ¿O nos hemos cansado? ¿Rezamos por los hijos que ya no van a misa? ¿Rezamos por los nietos no bautizados? ¿Rezamos por los gobernantes para que Dios les dé el don de la sabiduría? ¿Rezamos por la gente que lo pasa mal? Preguntas que nos ayudan a valorar cómo vamos de confianza con Dios. La oración de intercesión, una medida de nuestra confianza en Dios. ¿Confiamos en Dios?

Hoy, en el día de Santa Teresa de Jesús, doctora de la Iglesia, recordamos una poesía suya que va en línea con este evangelio:

Nada te turbe,
nada te espante,
todo se pasa,
Dios no se muda;
la paciencia
todo lo alcanza;
quien a Dios tiene
nada le falta:
Sólo Dios basta.

Hasta ahora he hecho una lectura espiritual del texto, que es la que más claramente aparece. Ahora permitidme hacer una lectura más en clave de compromiso. Porque en este evangelio también se nos habla de llamar a la puerta de la injusticia, y reclamar justicia y hacerlo insistentemente. En este mundo con tantas injusticias, cercanas y lejanas, necesitamos muchas viudas llamando a la puerta de la injusticia, reclamando justicia. Y si hay tantas injusticias, es en parte, porque hay pocas viudas reclamando justicia. Hay injusticias... no podemos pasar de largo... Con los refugiados, con el aborto, con la no presencia de la religión en las escuelas, con las personas que son desahuciadas,... no podemos pasar de largo, ir al sofá de casa a sentarnos, y ver la tele. ¿Cuando venga el Hijo del hombre encontrará estas viudas que reclaman justicia?

Un ejemplo de esto: Abbé Pierre, franciscano capuchino, fundador de los "traperos de Emaús". En los primeros meses del año 1954, en París las temperaturas bajaron muchísimo. Muchos "sin techo" y ancianos se colocaban delante de las salidas de aire del metro para calentarse un poco. Cada noche moría alguno. Ante lo que pasaba, y ante el silencio de los medios, el 1 de febrero, el Abbé Pierre, fue improvisadamente a la radio y pidió que le dejasen hablar en directo. Conmovió de tal manera a los parisinos que se volcaron en ayudas. Aquella misma noche, todos durmieron cobijados y con un plato caliente para cenar.
Que nos mueva el Espíritu del Señor...






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com