Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 

May 2019
MoTuWeThFrSaSu
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    








www
Portada:: Homilia:: Ciclo B:: II Domingo de Adviento

5 / 5 (12 Votos)




II Domingo de Adviento


Sun, 09 Dec 2018 12:13:00

CAMINEO.INFO.-


Estamos celebrando el segundo domingo de Adviento. Nuestra espiritualidad ha de estar puesta en “modo Adviento”. Nos es necesario entrar en el ritmo del Adviento para poder recibir todas las gracias que el Señor nos quiere conceder.  Despistarnos en un tiempo litúrgico quiere decir dejar de recibir innumerables gracias que el Señor nos quiere conceder. “Espiritualidad en Modo Adviento”.

 

Hoy las lecturas que hemos leído nos están gritando: ¡esperanza!, ¡tened esperanza! Dios nos quiere comunicar el don de la esperanza en este tiempo de Adviento, y, en especial en esta eucaristía.

 

Esperanza de que es posible que las cosas y las personas cambien. Lo decíamos el otro día: poca práctica religiosa, comunidad envejecida, dificultad para incorporar nuevos miembros. Pero el plan de Dios no es éste, Dios desea otra cosa. Puede haber un cambio. Dios nos ha hablado en la primera lectura y nos ha dicho a nosotros:

 

“Jerusalén (nosotros podemos decir Parets) despójate de tu vestido de luto y aflicción y vístete las galas perpetuas de la gloria que Dios te da, envuélvete en el manto de la justicia de Dios y ponte en la cabeza la diadema de la gloria del Eterno”.

 

La primera lectura nos habla de que Dios viene, y si Dios viene nos hemos de llenar de esperanza... Dios quiere venir a nuestros corazones, a nuestra parroquia, a nuestro pueblo y transformarlo todo. Es preciso que ésta sea nuestra esperanza, nuestro deseo.

 

Si en el siglo XIX no hubieran habido unos científicos que tuvieron la esperanza de encontrar un remedio contra la tuberculosis, ahora aún moriría gente de tuberculosis. La esperanza que tenían les llevó a poner unos medios para encontrar el remedio, y lo encontraron.

 

¿Deseamos que la vida cristiana vaya creciendo en  Parets? ¿Esperamos que mejore? Nuestra sociedad vive un dinamismo de descristianización... ¿esperamos que esto cambie? ¿Por qué nada no cambia y todo va empeorando? En parte es porqué no esperamos nada, porqué no tenemos esperanza...

 

Hace unos años en un Sínodo de Obispos europeos, decían que si Europa ha perdido la fe es porqué antes ha perdido la esperanza. ¡¡No os dejéis robar la esperanza!!

   

Si nosotros tenemos esperanza de que las cosas pueden cambiar, entonces, pondremos los medios para que las cosas cambien.

Resumiendo:

       .   Dios quiere cambiar las cosas...

       .   Dios puede cambiar las cosas...

       .   Dios quiere nuestra colaboración para                                           cambiarlas.

 

¿Cómo podemos colaborar para que las cosas cambien? El evangelio nos da la respuesta: nos dice el profeta Isaías y Juan Bautista: “Preparad el camino del Señor, allanad sus senderos”. Jesús quiere venir de una manera nueva a nuestra vida, a nosotros nos hace falta prepararle el camino. En estas palabras tenemos un resumen de cuál ha de ser nuestra actitud en el Adviento.  

   

Es Dios que nos dice “Preparad el camino del Señor”...” no podemos quedar indiferentes ante esta exhortación. ¿Qué estamos haciendo o qué haremos nosotros para abrir una ruta al Señor, para allanarle el camino? ¡¡Pensémoslo!!

Dios no puede forzar nuestro corazón, el corazón del hombre sólo se abre por dentro, no se puede abrir desde fuera. Dios quiere entrar, pero, nos hace falta a nosotros abrirle el corazón.

 

¿Cómo podemos abrir una ruta al Señor, cómo podemos allanarle el camino? La respuesta también nos la da el evangelio: El evangelio nos explica como Juan Bautista recibe la Palabra de Dios en el desierto.

 

Decir desierto quiere decir: silencio, búsqueda de la esencialidad, luchar contra la propia soberbia, quiere decir repensar el sentido de nuestra vida, quiere decir repensar nuestras relaciones humanas, vivir en profundidad, lejos del ruido y de las vanas preocupaciones del mundo.

 

Nos hace falta a todos tranquilidad, una cierta soledad, paz, silencio interior, no para aislarme, sino para escuchar la vida, escuchar las personas, escuchar la Palabra de Dios.

     

Este Adviento a todos nos es necesario hacer desierto. La figura de San Juan Bautista es modelo en el tiempo de Adviento,  porqué se retira al desierto, el desierto es el lugar donde nos abrimos al Señor que nos quiere hablar al corazón.

 

Hagamos ahora un momento de silencio y preguntemos a Jesús cómo le podemos abrir una ruta... y le pedimos que nos dé la virtud de la esperanza...

 

 






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO




SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com