Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
Dec 2018
MoTuWeThFrSaSu
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            


 
http://www.holyart.es



www
Portada:: Homilia:: Ciclo B:: Solemnidad de Cristo Rey

5 / 5 (6 Votos)




Solemnidad de Cristo Rey


Sun, 25 Nov 2018 11:50:00

Hoy la solemnidad de Cristo Rey se nos presenta como la culminación del año litúrgico, parece como si la Iglesia nos estuviera preguntando respecto a Jesús: “y después de verle nacer, de conocer su predicación, sus milagros, lo que hacía, lo que decía, después de contemplar su pasión y resurrección, después de recibir su espíritu en Pentecostés, después de todo esto... ¿lo aceptáis como rey?... ¿es realmente Jesucristo rey en vuestros corazones?” ¿Cristo reina en nuestras vidas? ¿O quizá es sólo para nosotros una obligación dominical?

 

La escena del evangelio de hoy es muy curiosa… cuando a Jesús durante su vida pública lo quieren proclamar rey, después de algunos milagros espectaculares. Él se escabulle, marcha. No acepta su realeza cuando se entiende al modo humano: poder, dignidad, fuerza. En cambio hoy, abandonado por los discípulos, falsamente acusado por las autoridades judías, negado por Pedro, herido, escupido, golpeado, camino de la cruz,... Ahora sí acepta su realeza. “Conque, tú eres rey?. Jesús le contestó: Tú lo dices, soy rey”. ¡Antes no! ¡Ahora sí!

 

La escena de hoy nos ha de ayudar a entender la realeza de Jesús. Nos hace falta entender qué tipo de rey es Jesús.

 

¡Qué realeza más curiosa!, ¡tan distinta de la del mundo! Su trono es la cruz, su corona, una corona de espinas…. Y nuestro rey acabará muriendo de la manera más humillante que había en esos tiempos: en la cruz.... ¡Qué distinto de los reyes del mundo!

 

Jesús reina desde la cruz. Jesús reina muriendo por los demás. Jesús reina dándose por cada uno de nosotros. Jesús reina sirviendo. Servir es reinar.

 

Para Jesús reinar es servir amando humildemente hasta la entrega total  de sí mismo. Y lo vive con gozo.

 

¡¡Qué gran lección nos da Jesús!! Su manera de ser rey ha de iluminar nuestras vidas. Él es nuestro maestro, a él intentamos parecernos, queremos que nos mueva su Espíritu…

 

¡¡Quien sirve a los demás, quien se da, ¡¡reina!!

¡¡Quien sirve a los demás, quien se da, es el más grande!!

 

A veces cuando servimos a los demás parece que nos quiten la vida, parece que la estemos malgastando, (y además ni nos lo agradecen) y no es así. Cristo nos llama a servir como él sirvió y en el servicio encontramos nuestra realización más auténtica. Vaticano II, Gaudium et Spes: “El hombre adquiere su plenitud a través del servicio y la entrega a los demás”.

 

¡¡Quien sirve a los demás, quien se da, es el más maduro!!

¡¡Quien sirve a los demás, quien se da, es el que más ama!!

Y por tanto, quien sirve a los demás, quien se da, es el más feliz!!

 

¿Quieres ser feliz? Deja de mirarte el ombligo y date a los demás con amor. ¡¡Así dejarás que Jesús reine en ti!!

 

Dice el protagonista de la película “El club de los poetas muertos”: “Fui a los bosques porque quería vivir a conciencia, quería vivir a fondo y extraer todo el meollo a la vida, y dejar a un lado lo que no fuese vida, para no descubrir en el momento de mi muerte, que no había vivido”.

Nosotros también queremos: “viviremos a conciencia”, “viviremos a fondo” “extraeremos todo el jugo a la vida” “y dejaremos de lado todo lo que no sea vida”. Y esto lo hacemos sirviendo a los demás, dándonos a los demás, y haciéndolo con amor.

 

Ante esto, un testimonio contrario: le preguntaban a Jorge Javier Vázquez, presentador de Telecinco: “¿Le gustaría casarse, tener hijos...? Y él responde: ¡No! Me gusta la libertad de poder decir adiós sin lastres”. Es el planteamiento totalmente contrario al nuestro: aquí sólo estoy yo y mi ombligo... Aquí no hay otro,  aquí no hay donación, aquí el otro no importa. Aquí lo que hay es una pésima concepción de la libertad.

 

En la película Solas, una de les protagonistas, embarazada y en una situación muy precaria, piensa en abortar, tiene miedo a acabar siendo una madre borracha que pega a su hijo… y dice : “Yo lo que quiero es que alguien me diga que mi vida puede cambiar”. Y el otro le dice: “sólo si amas, cambiará”.

 

Sólo el amor puede cambiar nuestras vidas. Un amor débil como el nuestro que es necesario que sea custodiado, por un amor más grande: el amor de Dios.

 

Y así, amando construimos el Reino de Dios, como dice el prefacio: “el reino de la verdad y la vida, el reino de la santidad y la gracia, el reino de la justicia, el amor y la paz”. No se me ocurre nada más grande por lo que valga la pena dedicar toda la vida.






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO




SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com