Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
Nov 2018
MoTuWeThFrSaSu
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Homilia:: Ciclo B:: Jueves Santo

5 / 5 (3 Votos)




Jueves Santo


Fri, 30 Mar 2018 15:48:00

Podemos decir que toda la existencia de Jesús, nuestro Salvador, está resumida, recapitulada, en la escena del lavatorio de pies. Todo está allí: su abajamiento al hacerse hombre: su actitud de servidor: su amor hasta el extremo: y la propuesta que nos hace hacer lo que Él ha hecho. Lo que Él es y lo que nos ha dicho queda condensado en este gesto.

De aquí la importancia de contemplar este gesto, como si presente me hallare, de rezarlo, de dialogarlo con él. Y al contemplarlo hable a nuestra vida, interpele nuestra vida, cuestione nuestras actitudes.

Cuando contemplamos esta escena, cuando penetramos en ella descubrimos el silencio. Nosotros cuando después haremos el lavatorio de pies haremos un canto. Cuando Jesús lavaba los pies a sus 12 discípulos, también a Judas, se hizo un gran silencio. Se puede palpar ese silencio … Hasta que llegó a Pedro, y después continúa el silencio. Y al acabar Jesús pregunta: “¿Comprendéis lo que he hecho con vosotros?” Y más silencio, nadie responde

Es un silencio que nace de la incomprensión. Ellos que a menudo habían discutido para ocupar los primeros lugares, quien sería el primero, quien tendría un lugar preeminente en el reino de Jesús, no entienden que Jesús coja la posición del esclavo y limpie los pies. Y callan. Y si Pedro habla lo hace para mostrar su indignación, su incomprensión.

¡¡Cómo puede ser que el Mesías, el que ha hablado como nadie, el que ha hecho grandes milagros, el que ha sido seguido por miles, ahora coja la posición del esclavo y les limpie los pies …!! ¡Hoy contemplamos una revolución!

Dice W. Froester: “Si hubo en el mundo una revolución, aconteció en ese momento”. Contemplamos un cambio de valores como nunca se ha visto en la historia.

Los discípulos callan porqué no entienden. ¿Por qué les cuesta tanto de entender después de tres años de estar con Jesús? Les cuesta tanto de entender – a ellos y a nosotros - porqué la tendencia que tenemos a buscarnos a nosotros mismos, a ir a la nuestra, a no fijarnos en el otro a querer honores, medallitas, agradecimientos, ...., es fuertísima.  

Este gesto decía que resume su vida porque su vida ha sido una vida de: abajamiento, kénosis, de vida toda entregada, toda dada a favor de los otros, de olvido de sí, dar la vida por amor, de ser servidor por amor, ser esclavo por amor, de ocupar el último lugar,...

¿¿Y nosotros qué?? Pues nosotros llamados, como seguidores suyos, ha hacer lo mismo …  “Haced vosotros lo mismo”.

Cuando ponemos encima la mesa todo esto es cuando es más fácil darnos cuenta que ser cristiano es mucho más que ir a misa el domingo. ¡Es compartir la existencia entregada de Jesucristo! Y hacerlo por amor y gozosamente.

Alguien pensará “esto, padre es muy difícil”. Dos cuestiones. Primera: difícil no!, sino imposible!! … con nuestras propias fuerzas naturales Y posible y gozoso con la gracia de Dios. Se trata de dejarle hacer a él!! Que el vaya haciendo en nosotros!!

Segunda cuestión: Hoy hemos acabado la oración colecta diciendo: “... te pedimos que la celebración de estos santos misterios (eucaristía) nos lleve a alcanzar plenitud de amor y de vida”. Vivir intensamente la eucaristía, la comunión con Jesucristo, nos llevará a llegar a la “plenitud del amor y de la vida”.

Hoy celebramos que Cristo instituye la eucaristía. El alimento que nos permite vivir lo que él nos propone … El alimento que nos permite crecer en su seguimiento. El alimento que nos permite vivir cada vez más la comunión con su persona divina.

Pequeño inciso: la Iglesia utiliza dos lenguajes: el de la obligación para los que están empezando su camino, para los que son niños en la fe, o adolescentes en la fe. Y se les dice es obligatorio ir a misa, es obligatorio rezar un poco antes de ir a la cama, es obligatorio confesar cuando pecas gravemente. Pero este es el lenguaje de mínimos, para el que empieza …

El lenguaje de Jesús no es este. El lenguaje de los santos no es este. El lenguaje de la Iglesia para los que quieren crecer no es este. Es de ir a más!! Es de acercarse cuantas más veces mejor a las fuentes de donde brota la salvación: los sacramentos, la palabra, la oración, los textos litúrgicos, etc… 

Hago este inciso para animaros a ir a misa cada día… Si es el alimento que nos permite vivir lo que él nos propone … Si es el alimento que nos permite crecer en su seguimiento. Si es el alimento que nos permite vivir cada vez más la comunión con su persona divina. Pues parece lógico que el adulto en la fe quiera irse alimentando de este manjar exquisito , no?

Pedid la gracia de lavar los pies a vuestro prójimo y lo haréis. Pedid la gracia de ir a misa cada día y se os concederá … Os lo aseguro!!






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO




SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com