Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 

Aug 2020
MoTuWeThFrSaSu
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            



 






www
Portada:: Habla el Obispo:: Monseñor Agustín Cortés Soriano:: DESPERTAR DE LAS CONCIENCIAS: T. MORO - T. BECKET - J.H. NEWMAN (1)

5 / 5 (10 Votos)




DESPERTAR DE LAS CONCIENCIAS: T. MORO - T. BECKET - J.H. NEWMAN (1)

Agustín Cortés Soriano, obispo de Sant Feliu de Llobregat
Wed, 15 May 2013 07:10:00

Monseñor Agustí Cortés Soriano,

Siempre nos ha llamado la atención el mensaje de los ángeles a los discípulos de Jesús, que habían quedado encandilados mirando al cielo y viendo cómo ascendía su maestro. Sus palabras venían a decir: “no es el momento de quedarse mirando al cielo; mirad más bien a la tierra, pues en ella, en la historia de cada día, tendréis que vivir a partir de ahora. Lo podréis hacer con ayuda del Espíritu de Jesús, que os permitirá recordarle creyendo, tener fuerza para vivir amando como Él, y esperar su segunda venida, cuando Dios sea todo en todos”. No hemos de hacer más que esto. O sea, todo un sentido y un programa de vida para “gestionar” nuestra historia. Es lo que entendemos por “existir como resucitados, pero en este mundo”.

Pero esta vida de resucitados en el mundo no está exenta de contradicciones: en el mundo siguen existiendo las fuerzas que se opusieron a Cristo hasta matarlo. Uno que trate de ser fiel a aquel programa de vida, es decir, ser fiel a Cristo mismo, puede quedarse solo ante el poder de estas fuerzas del mundo, sea el poder de un régimen dictatorial, sea el poder de una mayoría, sea el poder de cualquier ideología o fuerza social. Entonces no queda más que un reducto de libertad, que es la propia conciencia. La conciencia, en efecto, es el espacio más íntimo de la persona, un espacio que solamente podría ser destruido, aniquilando a la propia persona como tal. Esto ocurre cuando la persona se transforma en animal dócil, mediante el llamado “lavado de cerebro”.

Pero la fuerza de la conciencia también puede quedar inoperante por estar adormecida. No son pocos quienes denuncian el efecto de narcótico que producen determinadas maneras de pensar o el ambiente social imperante. ¿No será el momento de que la fuerza del resucitado despierte la conciencia de los cristianos?

Curiosamente conocemos tres personajes, los tres pertenecientes al mundo anglosajón, que podemos considerar verdaderos héroes de la conciencia despierta y libre: T. Moro, T. Becket y el cardenal J. H. Newman.

Producen un gran impacto las meditaciones sobre la Pasión de Cristo, tituladas De tristitia Christi (La agonía de Cristo), que escribió T. Moro (1478 – 1535) en la Torre de Londres, mientras esperaba ser ejecutado por el rey Enrique VIII, e intentando hacer propios los sentimientos de Jesús. Al comentar la escena de la Oración del Huerto, se fija en los discípulos dormidos y dice, refiriéndose sobre todo a los responsables en la Iglesia:

“¿No es este contraste entre el traidor (despierto) y los Apóstoles como una imagen especular, y no menos clara que triste y terrible, de lo que ha ocurrido a través de los siglos, desde aquellos tiempos hasta nuestros días?”.

Una Iglesia dormida por el cansancio, por el olvido, por la huida de la realidad, por un falso refugio, es una Iglesia que tiene la conciencia muerta. T. Moro fue la figura de integridad y la honradez, en la cultura, en el pensamiento humanista, en la fe cristiana y, sobretodo en el ejercicio de la política. Después de haber plasmado su sueño de una sociedad auténticamente humana en su famosa Utopía y haber servido sin reproche al reino, como juez y como canciller, no se dejó sobornar por el Rey y se negó a firmar el Acta de Sucesión y de Supremacía, por la que éste se proclamaba Cabeza de la Iglesia Anglicana. Su conciencia no le permitía ni siquiera simular una firma.

B. Pascal en el Prólogo a la edición de la Agonía de Cristo escribió: “Jesús estará en agonía hasta el fin del mundo: es preciso no dormirse durante todo ese tiempo”. Santo T. Moro es patrono de los políticos católicos.






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com