Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
Oct 2018
MoTuWeThFrSaSu
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Cultura:: Literatura:: Santa Hildegarda señala cómo prevenir el cáncer; los 5 síntomas que desembocan en esa enfermedad y una nueva manera de afrontarla

5 / 5 (10 Votos)




Santa Hildegarda señala cómo prevenir el cáncer; los 5 síntomas que desembocan en esa enfermedad y una nueva manera de afrontarla


Álex Rosal
Sat, 06 Oct 2018 17:50:00

En todo el mundo hay millones de personas que tienen cáncer. Hoy sabemos que la mala alimentación y factores psicosociales erróneos están destrozando nuestro sistema inmunitario.


Santa Hildegarda de Bingen recibió del Espíritu Santo visiones hace más de 900 años, en las que se mostraban las causas y el desarrollo de la enfermedad del cáncer. La monja alamana describe detalladamente las señales precoces indicadoras, que ella llama “fase de precancerosis”, que puede desembocar en el salto al cáncer y el posterior desarrollo maligno de la enfermedad. Santa Hildegarda enumera 5 síntomas que se presentan antes del cáncer: Trastornos del corazón; problemas de garganta y vías respiratorias; trastornos hepáticos; trastornos del estómago y del intestino y, trastornos reumáticos.

 

Si estas cinco señales están presentes el enfermo se encuentra seguramente camino de una enfermedad cancerosa. Si se ignoran esas cinco señales se puede llegar a lo que llamamos el “salto al cáncer” que puede desembocar en la formación de tumores malignos.

 

Cómo se forma el precáncer…

La precancerosis  se desencadena por una clase especial de virus del cáncer. Santa Hildegarda describe su maduración, su explosión y el salto al cáncer debido a la difusión de los virus por todo el cuerpo, describe incluso como desarrollan una doble hélice y la forman otra vez y como se reproducen estos peligrosísimos virus del cáncer en el ADN del núcleo celular. A estos virus del cáncer los llama “gracillimi vermiculi” (gusanitos pequeñísimos).

 

La bilis negra: el origen de todo mal

Una importante condición previa para la aparición de un cáncer es justamente el exceso de ácido biliar que Santa Hildegarda llama bilis negra o melanche. El hígado puedes secretar esta bilis bajo influencias psico-patológicas, debidas al estrés, las preocupaciones, la angustia o el miedo. Los pigmentos de esa bilis negra provocan una especie de envenenamiento que invade todo el cuerpo.

 

Estas toxinas y sustancias al fermentar se fijan, en un primer momento, en focos aislados (focos reumatoides) encerrados o encapsulados en una especie de bolsa o cápsula dentro del tejido conjuntivo. De cuando en cuando, originan oleadas de dolores violentos cuando el enfermo se encuentra en una fase desfavorable o de débil resistencia. El cuerpo se siente agredido y lacerado de tal modo como si lo mordieran o se lo comieran desde dentro. A esos virus, que desencadenan los tumores, se les llama también oncógenos. Se trata todavía de focos dispersos de virus que están en la llamada fase de virus cristalinos porque todavía no tienen vida autónoma. Necesitan un lugar de acogida para crecer y multiplicarse yen ese estadio todavía prácticamente no se propagan. Solamente si hay pequeñas heridas sangrantes en el tracto intestinal se puede dar ese peligroso salto al cáncer porque, a partir de ese momento, esos virus cancerígenos se activan y pueden emigrar a todo el cuerpo y formar tumores.

 

Cambiar el estilo de vida y la alimentación para frenar el cáncer

El cáncer refleja en pequeño lo que sucede en la realidad a gran escala: un crecimiento desenfrenado, incontrolado y una sociedad capaz de destruirse a sí misma y a toda la Creación con ella.

La salud para Santa Hildegarda no es ninguna casualidad sino un proceso dinámico sobre el que cada uno de nosotros puede influir diariamente desde dentro y desde fuera mediante un estilo de vida razonable y una alimentación adecuada, de lo cual cada uno es responsable. Así cada cual puede mantener su salud, volverla a recuperar o estropearla y bloquear las fuerzas curativas.  En la base del Arte de Curar de Santa Hildegarda existe un programa con seis Reglas de Oro de la Vida con las cuales se puede influir sobre los procesos de curación. Es cierto que para Santa Hildegarda todas las enfermedades se pueden curar pero no así todos los enfermos. El enfermo debe preocuparse por activar todas las posibilidades que tiene ocultas en su interior  para  ponerse en sintonía con el plan divino que Dios pensó para su vida al crearlo y poder así realizarlo

 

34 años y un tumor cerebral inoperable

El Doctor Strehlow, la máxima autoridad mundial en la medicina hildegardiana, explica en su libro “Cáncer y debilidad del sistema inmunitario según Santa Hildegarda” (LibrosLibres), multitud de casos de pacientes que han pasado por su consulta a lo largo de los últimos 40 años, y cómo el “Arte de Curar de Santa Hildegarda” ha provocado sanaciones asombrosas, tras seguir las indicaciones que recomienda Santa Hildegarda.

Una de ellas es la de un enfermo de 34 años, que sufría de un tumor cerebral inoperable. Había perdido la voz y el sentido del equilibrio. Tenía vértigos y titubeaba al moverse de manera que tenía que agarrarse continuamente. El hospital regional buscó una asistencia externa de medicina natural porque no disponían de ningún recurso médico u opción terapéutica hospitalaria para ese caso. Se realizó un tratamiento específico para el tratamiento del cáncer según el Arte de Curar de Santa Hildegarda: alimentación a base de espelta, dos análisis de sangre hildegardiano (ASH) al año, cura de bebida de lentejas de agua y Anguillán en dosis progresivas. Al cabo de un año el tumor dejó de crecer y su voz y su estado general habían mejorado. Hoy el enfermo vuelve a caminar y recupera el equilibrio. El pronóstico después de cada ASH es muy esperanzador. 

 

Quimioterapia que no logra frenar la inflamación de linfomas

Otra paciente sufrió una operación abdominal hace 10 años. Desde entonces sufre inflamación en los nódulos linfáticos de la región inguinal. El análisis de una muestra de esos nódulos era benigno para un primer laboratorio, y maligno para otro distinto. Durante dos años de dudas los linfomas se desarrollaron y, de forma urgente, le propusieron a la enferma un tratamiento de quimioterapia tradicional o una terapia con rayos. Pero estas terapias no ofrecían  ninguna perspectiva de curación. Sólo una quimioterapia intensiva, pero fuertemente agresiva, podía ofrecer una pequeña oportunidad de mejoría de su estado. Finalmente la enferma se decidió y adoptó un cambio radical de  alimentación a base de espelta. Con la toma de bebida de lentejas de agua y Anguillán, los  análisis de sangre según Santa Hildegarday una sanación intestinal mediante el electuario de peras (tenía una infección por cándidas) los nódulos linfáticos se redujeron en tres meses de 10 cm a 2 cm. Su enfermedad evoluciona de manera satisfactoria, en general, con una reducción espontánea de los nódulos linfáticos y un buen estado clínico general.

 

Un tumor maligno que reaparece a los cinco años…

A los 40 años tuvieron que amputarle los dos pechos a una enferma (en 1986 el pecho izquierdo y 1988 el derecho). A pesar de la quimioterapia y una serie de 24 sesiones de rayos el tumor maligno hizo una recidiva y reapareció en junio de 1991. En el mes de mayo de 1992 tuvo que ser operada de nuevo. La lesión no quería cicatrizar y continuaba sangrando. A pesar de la quimioterapia el tumor continuó creciendo: aparecieron metástasis en el hígado, los pulmones y en los vasos linfáticos. A partir de abril de 1994 la enferma descubrió la medicina de Santa Hildegarda: ASH, bebida de lentejas de agua y Anguillán. Al cabo de nueve meses ya se observaba una regresión de las metástasis. La tomografía por ordenador  ya no detectaba metástasis ni en el hígado ni en los pulmones, solo trazas de cicatrices. Ya no se ha descubierto ninguna otra metástasis.



Cáncer y debelidad del sistema inmunitario según Santa Hildegarda.

Dr. Wighard Strehlow.

LibrosLibres. 2018.

250 páginas.

PVP: 20 ¤






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO




SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com