Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Nov 2017
MoTuWeThFrSaSu
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Colaboraciones:: La Columna:: Ver y Creer: “Ambigüedades en el Sínodo”

5 / 5 (2 Votos)



Ver y Creer: “Ambigüedades en el Sínodo”

 
Tue, 03 Nov 2015 22:07:00

 

Con un discurso del Papa concluyó la última Congregación General de la XIV Asamblea Ordinaria del Sínodo sobre la Familia. Francisco confió que "Mientras seguía los trabajos del Sínodo, me he preguntado: ¿Qué significará para la Iglesia concluir este Sínodo dedicado a la familia?" y luego explicó: "Significa haber instado a todos a comprender la importancia de la institución de la familia y del matrimonio entre un hombre y una mujer, fundado sobre la unidad y la indisolubilidad, y apreciarla como la base fundamental de la sociedad y de la vida humana".

Las expresiones del Santo Padre son precisas: El matrimonio es entre un hombre y una mujer, es indisoluble y es la base de la sociedad.

Si lo que el Papa ha dicho es tan claro y preciso, entonces ¿por qué hay ambigüedades en la interpretación del resultado del Sínodo…? Pues porque también ha expresado que hay interpretaciones diversas: "Más allá de las cuestiones dogmáticas claramente definidas por el Magisterio de la Iglesia, hemos visto también que lo que parece normal para un obispo de un continente, puede resultar extraño, casi como un escándalo para el obispo de otro continente". Sin embargo, para el Papa es claro, como lo expresó el 15 de agosto, que "Es necesaria una acogida fraterna y atenta, en el amor y en la verdad, a los bautizados que han establecido una nueva convivencia tras el fracaso del matrimonio sacramental; en efecto, estas personas no están excomulgadas en absoluto: siguen formando parte de la Iglesia" aunque no especifica si los divorciados vueltos a casar pueden acercarse a recibir la comunión eucarística o no.

En ambientes familiares y eclesiales se percibe esta ambigüedad desde hace más de un año, como lo hizo constar en julio de 2014 el cardenal Lorenzo Baldisseri, Secretario general del Sínodo de los Obispos, al expresar que "La cuestión de los divorciados vueltos a casar -que viven en sufrimiento con su condición de irregulares en la Iglesia- ofrece un conocimiento real de su situación por la que la Iglesia se siente interpelada a encontrar soluciones compatibles con su enseñanza, que conduzcan a una vida serena y reconciliada" pero sin referencia alguna a la comunión eucarística, como tampoco lo refirió, en octubre de 2014, el cardenal Peter Erdö, Relator general del Sínodo de los Obispos: "En lo que concierne a los divorciados que se han casado de nuevo civilmente, es necesario tener en cuenta la diferencia entre quien ha roto un matrimonio culpablemente y el que ha sido abandonado. La pastoral de la Iglesia debería cuidar de ellos de una manera especial. Los divorciados casados de nuevo civilmente pertenecen a la Iglesia. Tienen la necesidad y el derecho de ser acompañados por sus pastores". Muy bien, pero… ¿Y la comunión…?

Al terminar el Sínodo, el sábado 24 de octubre, la Sala de Prensa de la Santa Sede informó, de manera muy clara, que en lo relativo a la homosexualidad el Sínodo expresa que "las personas con esas tendencias no deben ser objeto de discriminación, pero al mismo tiempo afirma que la Iglesia es contraria a las uniones entre personas del mismo sexo". En cambio, en lo referente a segundas nupcias, aunque es firme en explicar que "la Relación final reafirma la doctrina de la indisolubilidad del matrimonio sacramental, que no es un yugo, sino un don de Dios" luego reaparece la ambigüedad: "Sin citar expresamente el acceso a la Eucaristía para los divorciados vueltos a casar, el documento sinodal recuerda que no están excomulgados y solicita el discernimiento de los pastores en el análisis de las situaciones familiares complejas. Un discernimiento, subraya el texto, que se aplicará de acuerdo con la enseñanza de la Iglesia, con la confianza de que la misericordia de Dios no se niega a nadie".

Donde no hay ambigüedad es en el Magisterio centenario de la Iglesia, como lo expresa san Agustín: "La fornicación es el resultado del fracaso de la intención del primer matrimonio. Cuatro adúlteros pueden emerger como resultado de un matrimonio de dos esposos anteriormente casados" y lo confirma: "La mujer está unida a su marido mientras esté viva. Por consiguiente, también el varón está ligado mientras viva su mujer. Esta unión hace que no pueda contraerseun nuevo matrimonio que no sea una relación adúltera. Si ella se casa con otro y él con otra, de dos adúlteros se hacen cuatro necesariamente".

Mientras san Agustín es contundentemente claro en la Doctrina, el resultado del Sínodo es ambiguo y no precisa doctrina alguna. La consecuencia es confusión en el rebaño; el peligro es que las ovejas no alcancen la salvación querida por Cristo.






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com