Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Sep 2017
MoTuWeThFrSaSu
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Colaboraciones:: La Columna:: Ver y Creer: “Concepción inmaculada”

5 / 5 (1 Votos)



Ver y Creer: “Concepción inmaculada”

 
Tue, 18 Aug 2015 22:31:00

 

La Inmaculada Concepción es uno de los cuatro dogmas de fe referentes a la Virgen María. Los otros tres son: Virginidad perpetua, Maternidad divina y Asunción a los cielos en cuerpo y alma. La Concepción inmaculada de María declara que por una gracia especial de Dios, ella quedó preservada de todo pecado desde que fue concebida por sus padres san Joaquín y santa Ana.

Este dogma de fe se proclamó por el papa Pío IX el 8 de diciembre de 1854, mediante su bula Ineffabilis Deus, con las siguiente palabras: "Declaramos, proclamamos y definimos que la doctrina que sostiene que la beatísima Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de la culpa original en el primer instante de su concepción por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Cristo Jesús Salvador del género humano, está revelada por Dios y debe ser por tanto firme y constantemente creída por todos los fieles". En esta alocución del Papa revela que la concepción inmaculada de la Virgen María es un maravilloso misterio de amor. Este misterio, la Iglesia lo descubrió paulatinamente, pues transcurrieron varios siglos hasta definirse como dogma de fe.

Las afirmaciones primigenias de la Virgen inmaculada sostenían que María había nacido con el pecado de Adán, pero que había sido purificada por Dios antes de la Anunciación y Encarnación del Verbo eterno; pero después se descubrieron varios privilegios y una razón fundamental para llegar a conclusiones más ilustrativas. Los privilegios: María es libre de pecado por los méritos de Cristo y por él es preservada del pecado. Ella, aunque libre de pecado, por ser humana necesitaba la salvación que solo viene de los méritos de Cristo, méritos de salvación que ella recibió por adelantado como un don que es causa de la omnipotencia divina. La razón fundamental: Su maternidad divina, pues Dios quiso prepararse un lugar puro donde su Hijo se encarnara.

A principios del siglo XIV, un fraile franciscano filósofo y teólogo, de nombre John Duns Scott, durante el célebre debate sobre la Inmaculada Concepción en la universidad de La Sorbona de París, hacia el año 1306 derrotó los argumentos de un teólogo dominico al demostrar que la Virgen María había sido liberada del pecado original -por su divino Hijo- en el instante mismo de su concepción, para lo que se fundamentó en la omnipotencia divina para afirmar que Dios, Creador del universo, podía, en su omnipotencia, volver a crear una creatura perfecta, tal como había creado a Adán y a Eva antes de la caída, y que ese actuar de Dios es inherente a su misma perfección, ya que Él no hubiera procedido de modo perfecto, si no hubiese creado al menos a una creatura libre de toda culpa.

Con su célebre axioma Potuit, decuit, ergo fecito "Podía, convenía, luego lo hizo", explicó que "Si quiso y no pudo, no era Dios; si pudo y no quiso, no era Hijo. Pudo y quiso porque era Dios y era Hijo; y por lo tanto, lo hizo". A partir de ese momento histórico, la Iglesia comenzó a aceptar como Cuerpo Místico la Inmaculada Concepción de María, y al cabo de varios siglos de disquisiciones, se llegó a la definición dogmática sin que se pudiese añadir a sus páginas ni una idea, ni un argumento, ni una distinción más.

Aquel debate en la universidad de París puede resumirse en tres preguntas con sus tres respuestas de las que el beato Duns Scott da cuenta en su legado retórico:

1) ¿Fue la bienaventurada Virgen María concebida sin pecado original?

-Sí, a Dios le convenía que su Madre naciera sin mancha alguna. Esto es lo más honroso para Él.

2) ¿Dios podía hacer que su Madre naciera sin mancha de pecado original?

-Sí, Dios lo puede todo, y por tanto podía hacer que su Madre naciera sin mancha: Inmaculada.
3) ¿Lo que a Dios le conviene hacer lo hace? ¿O no lo hace?

-Lo que a Dios le conviene hacer, lo que Dios ve que es mejor hacerlo, lo hace.

En sus escritos, este teólogo gigante, quien por su inteligencia se ganó el título de Doctor subtilis o "Doctor sutil", y posteriormente el de "Doctor mariano" por su indiscutible intervención para la definición del dogma de la Inmaculada Concepción, con letras poéticas concluye: "Si pues con eterno aviso, Dios quiso hacer cuanto pudo y pudo hacer cuanto quiso; luego que sea, es preciso. Esta Virgen escogida para Madre, preferida en todo, siendo su estado concebida sin pecado y con sangre redimida; esta niña celestial, de los cielos escogida, es la sola concebida sin pecado original".






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com