Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 

 

 

 

 
Aug 2022
MoTuWeThFrSaSu
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

   


www
Portada:: Realidades eclesiales:: Camino Neocatecumenal:: Kiko Argüello: «Cristianos y judíos debemos estrechar nuestros lazos para redimir esta sociedad»

5 / 5 (13 Votos)




Kiko Argüello: «Cristianos y judíos debemos estrechar nuestros lazos para redimir esta sociedad»

Tue, 26 Oct 2021 22:00:00
 
José Calderero de Aldecoa / ALFA Y OMEGA

Kiko Argüello, coiniciador del Camino Neocatecumenal, fue investido este lunes 25 de octubre como doctor honoris causa por la Universidad Francisco de Vitoria, junto al gran rabino David Rosen, por poner en valor el diálogo judío y cristiano. Un reconocimiento que «sella un itinerario de acercamiento y amistad entre el Camino Neocatecumenal y el pueblo judío», dijo Argüello en su discurso, y que «merecería también Carmen Hernández», quien después de pasar un año ­–en 1963– en Israel vio «en la vuelta a los orígenes cristianos y a las raíces judías los pilares más importantes para la renovación de la Iglesia». El recuerdo a quien inició junto a él este movimiento de la Iglesia desató una ovación entre los numerosos asistentes al acto, incluidos los cardenales Osoro y Rouco y el obispo de Alcalá de Henares.

Argüello también recordó cuando «Carmen conoció la comunidad de los hermanos que se reunían en mi barraca» de Palomeras, a donde «me había ido a vivir a una chabola con los pobres». Se «quedó impresionadísima de la respuesta que daban a la Palabra de Dios» y «decidió quedarse a vivir con nosotros». Allí, «a petición de los mismos pobres, empezamos a anunciarles el Evangelio» y posteriormente «el Señor nos llevó a descubrir una síntesis teológico-catequética basada en la Palabra de Dios, la liturgia y la comunidad, con el fin de conducir a las personas a la comunión fraterna y a una fe adulta». Fueron los inicios del movimiento, que con el apoyo del entonces arzobispo de Madrid, Casimiro Morcillo, «se difundió por Madrid, por España y más tarde por miles de diócesis de todo el mundo».

Batalla común contra la bestia

Durante su discurso, el coiniciador ahondó en la estrecha relación con el pueblo judío y aseguró que «tenemos una batalla común que librar contra la bestia, la bestia que quiso Auschwitz, que sigue actuando en el mundo y que prepara un nuevo ataque contra la Iglesia y el pueblo judío, un terrible ataque de ateísmo, de negación de Dios».

Ante esta situación, «debemos ayudarnos mutuamente, cristianos y judíos, a estrechar profundamente nuestros lazos para hacer la voluntad de Dios, para redimir esta sociedad, para salvar la familia judeo-cristiana y la transmisión de la fe a los hijos».

Otro punto de conexión con «nuestros hermanos mayores y padres en la fe», como definió Argüello al pueblo judío, es el centro internacional Domus Galilaeae, que «ha desempeñado un gran papel». Por él pasan cada año de visita 150.000 judíos, y allí también se forman, «aprenden hebreo» o «cantan el Shemá, Israel» seminaristas procedentes de los seminarios Redemptoris Mater de todo el mundo, destacó Argüello.

Asimismo, el centro «acoge cada año a muchos obispo de la Iglesia católica que han oído hablar del Camino y quieren saber qué es». En una de aquellas reuniones se escuchó por primera vez la sinfonía compuesta por Kiko Argüello y dedicada al sufrimiento de los inocentes, una canción que rinde homenaje a los asesinados durante el holocausto. Asistieron 80 obispos católicos de Estados Unidos y también el rabino David Rosen, el director General del Ministerio de Turismo de Israel y varias autoridades judías. «Escuchando la sinfonía, el rabino Rosen se sintió conmovido y dijo: “Esta es nuestra música judía, se ve que realmente sentís lo que nos hace sufrir”», recordó.

«Yo estaba muy impresionado por la Shoah [holocausto] y el sufrimiento de los inocentes, así como el hecho de que la santísima Virgen María, la madre de Jesús, al ver a su Hijo muerto sintió que una espada le atravesaba el alma. Así, el Señor me inspiró componer un poema sinfónico en honor a ella y a todas las madres judías que vieron morir a sus hijos en Auschwitz y en los distintos campos de concentración», añadió.

Declaración de 100 rabinos

Posteriormente, se celebraron en la Domus Galilaeae otros dos encuentros, en 2015 y 2017, en los que estuvieron presentes varios cardenales y obispos, así como más de un centenar de rabinos con sus esposas, y muchos responsables del Camino en diversas partes del mundo. Como resultado de esta reunión, subrayó Argüello, «100 rabinos ortodoxos firmaron una importante declaración sobre el cristianismo titulada: Hacer la voluntad de nuestro Padre del Cielo: Hacia una asociación entre judíos y cristianos, que afirma que “la aparición del cristianismo en la historia de la humanidad no es ni un accidente ni un error, sino el resultado y el regalo divino deseado para las naciones”».

El discurso del nuevo doctor honoris causa ­–el cuarto que recibe– concluyó con la interpretación de la Sinfonía de los Inocentes.









SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com