Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 

Oct 2019
MoTuWeThFrSaSu
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      








www
Portada:: Realidades eclesiales:: Camino Neocatecumenal:: Una vida de entrega a la Diócesis de Valledupar

5 / 5 (7 Votos)




Una vida de entrega a la Diócesis de Valledupar

MAIRA MANOSALVA/ EL PILÓN
Sun, 14 Jul 2019 11:59:00

A finales de los años setenta en Valledupar crecían de la mano los cultivos de algodón, los grupos al margen de la ley y la esperanza del pueblo a través de la predicación del mensaje de Cristo por medio de la Diócesis de Valledupar, de la Iglesia Católica. El tiempo de crisis y miedo en las calles de la capital del Cesar fue el momento ideal para que la visión enérgica y la incansable fuerza del monseñor José Agustín Valbuenallegara a Valledupar.

“Su amor por la obra de la iglesia se notaba por su entrega total por el pastorado, cuando no era a caballo y en carro, él recorría la Diócesis a pie para conocer perfectamente sus ovejas y las necesidades de todo el territorio de Valledupar, para luego crear su proyecto como líder y lograr una Diócesis viva, entusiasta, dinámica, evangelizada y evangelizadora”, indicó el sacerdote José Enrique Muñoz, presbítero de la ciudad. 


Es que en cada viaje del segundo obispo de Valledupar, cuentan sus más fieles seguidoras, eran una aventura por la situación que se vivía en el Cesar. “Salía desde la mañana y volvía tarde de la noche con todos los arreos episcopales de ese momento y estudiaba mucho la vida de los santos para ayudar a los fieles y al clero diocesano”, contó Mariela Ramírez, uno de los primeros miembros de la comunidad del camino Neocatecumenal.


Puesta su mirada en horizonte de la iglesia no le importó la violencia armada, sino que vio con los ojos de Jesús los desafíos como la mejor oportunidad para formar evangelizadores. Logrando un trabajó que mostró aumentó en la santificación de su presbiterio; monseñor Valbuena fomentó la formación de los laicos creando espacios como las comunidades apostólicas, entre las que destacan las Pequeñas Comunidades, las de comunidades apostólicas.


EL VISIONARIO


El obispo que se enamoró de la obra de la iglesia en Valledupar. Es que en el recorrido que hacen fieles de la fe católica y visitantes a la Diócesis de Valledupar en sus instalaciones logran ver que el sacerdote secular del clero de Ibagué supo tomar las riendas de una Diócesis que comenzaba a crecer poblacionalmente, agitada por la bonanza algodonera, el surgimiento de la violencia armada y con grandes desafíos evangelizadores.

El sacerdote Román Navarrete explica que las ordenaciones sacerdotales no se llenaban e incluso por la violencia y las costumbres en la ciudad no se respetaban los actos litúrgicos de la iglesia pero con el trabajo incansable evangelizador del obispo José Agustín con los niños, con los jóvenes, con la Pastoral Social y la pastoral de la promoción del laicado logró obtener una iglesia dinámica, con un laicado formado y efectivo. 


El colaborador fiel del evangelio, como decía su lema episcopal, durante 26 años de episcopado llegó a todos los rincones de la Diócesis, acompañando a su clero, animando a las comunidades laicales y fomentando la vida cristiana; sus trabajos; su obra cumbre fue la fundación del Seminario Juan Pablo II para la formación del ‘Pastores para la Nueva Evangelización’, un clero renovado y un laicado comprometido.

Ángela Velásquez, primera miembro de la comunidad de parejas de la parroquia Inmaculada Concepción, manifestó que su trabajo por el desarrollo de las familias de las parroquias fue de corazón y de compromiso por el fortalecimiento de los lazos que había unido la iglesia. 


“Las reuniones iniciaron con varios nombres y estrategias pero no se consolidaban pero al final con su compañía logramos formalizarlas y aprendimos doctrina, temas bíblicos y temas de familias. Las reuniones pasaron de ser cada 15 días a ser semanales por la acogida que tuvo el pueblo de estas y se realizó tiempo después se realizó el primer congreso diocesano de parejas que superó las expectativas y se piensa en establecerlo como una comunidad”, dijo.


Visionario, enérgico e incansable fueron los 26 años de ministerio lo que dejo el monseñor José Agustín Valbuena, quien dejó el servicio en julio del 2003. “La pastoral vocacional fue una de las grandes prioridades del monseñor y esto fue a través de la evangelización a los jóvenes, las familias y las llamadas en ordenación de muchos jóvenes hoy sacerdotes de la Diócesis de Valledupar”, relató Miguel Suárez, feligrés que ratifica el llamado al servicio del obispo Valbuena.

 






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO




SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com