Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 










Apr 2017
MoTuWeThFrSaSu
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Sombra y Luz 

El Santo Grial 

Los Primeros Cristianos
Contador en pruebas

  Portada:: Realidades eclesiales:: Camino Neocatecumenal:: El último pitillo en la sacristía

5 / 5 (6 Votos)

El último pitillo en la sacristía


Autor:
SUSANA VERGARA PEDREIRA /diario de León

     
Wed, 08 Mar 2017 09:13:00

León/España.- Dejó escrito en su testamento vital que en su funeral quería estar rodeado de su comunidad neocatecumenal, y así ha sido. Los Kikos, los seguidores del leonés Francisco José Gómez Argüello Wirtz, más conocido como Kiko Argüeyo, lo velaron por turnos durante toda la noche aunque no fueron ellos los encargados de portar el féretro de Enrique García Centeno, don Enrique, el popular párroco del barrio del Mercado. Lo han hecho los braceros de la Virgen, los mozos nacidos y bautizados en la iglesia del Mercado que cada Viernes de Dolores pujan a la patrona de la ciudad de León.

Fueron los miembros de la Agrupación de Braceros de la Virgen el Camino los que sacaron a hombros a don Enrique, la última vez que el párroco abandonaba la iglesia a la que ha estado vinculado 56 años, mientras el coro cantaba 'Virgen del Camino, reina y madre' y, entonces, la gente congregada en el templo ha roto a llorar y a aplaudir a partes iguales.

No quería un funeral triste y no lo fue, pese a la emoción. De noche, y también de madrugada, la iglesia del Mercado se convirtió en un lugar de reunión de los amigos y la familia del párroco, con música, con responsos y también con corrillos donde se compartían las miles de anécdotas con las que don Enrique ha dejado sembradas las vidas de los demás. Ayer, como hoy, se buscaba la palabra más adecuada para ese carácter tan particular del cura.

Tuviera o no malas pulgas, riñera o no, bufara más o menos, que don Enrique era muy querido ha quedado patente hoy en el funeral, con cientos de personas en la misa, y en la manera en que se ha volcado y ha sentido esta muerte el barrio del Mercado, que pierde a un referente.

Los Kikos y sus amigos le han dado a don Enrique una despedida brillante, luminosa, espléndida, generosamente alegre, que ha contrastado con el discurso pulcro del obispo. Se ha ido como él deseaba y como la comunidad neocatecumenal, a la que él dio entrada en el templo, sabía que quería. 

La iglesia se ha quedado vacía, silenciosa y en penumbra cuando el féretro ha abandonado León camino de Valderas, el pueblo natal de García Centeno, donde ha sido enterrado. Y más vacía aún ha quedado la sacristía, la 'segunda casa' de don Enrique, la 'segunda parroquia' del barrio, el lugar donde escuchaba, aconsejaba, reñía y fumaba a escondidas. Donde se ha echado el último pitillo.


Preview Chanel Preview Chanel

Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



  ARTÍCULOS RELACCIONADOS

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2009

PHPCow news publishing script, content management system