Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 

 

 

 

 
Jul 2022
MoTuWeThFrSaSu
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

   


www
Portada:: Homilia:: Ciclo C:: Domingo IV del tiempo ordinario

5 / 5 (3 Votos)




Domingo IV del tiempo ordinario

Sun, 30 Jan 2022 21:07:00
 

CAMINEO.INFO.- Todos queremos ser felices. ¿Qué hemos de tener para ser felices? ¿Hay ha alguna cosa material que si la tengo me hará feliz? No.

Pregunta correcta: ¿Qué tenemos que hacer/ser para ser felices? Tenemos que amar. Hemos de ser personas que amen. Y todos podemos amar: pobres y ricos, gente superlista y gente que no lo es tanto... Todos podemos amar = todos podemos ser felices...

 

¿Os parece que la gente, la sociedad, es feliz? No. Porque no saben amar... No es fácil amar. Hoy en día hay mucha confusión de lo que es amar.

 

Hoy en la segunda lectura hemos proclamado lo que se considera uno de los himnos al amor más bonitos y profundos que se hayan escrito nunca.

 

Si queréis ser felices  amad como dice este himno de San Pablo. ¡Amad y seréis felices!

 

En la primera parte del himno dice San Pablo: “Ya podría yo hablar las lenguas de los  hombres y de los ángeles;… Ya podría tener el don de profecía… podría tener fe como para mover montañas;… Podría repartir en limosnas todo lo que tengo…; si no tengo amor, de nada me sirve”.

Se puede decir más fuerte pero no más claro. ¡Lo que es más importante de todo es amar! Que aquello que hacemos lo hagamos amando.

 

Podemos hacer cosas muy importantes: Gran médico. Escritor de libros. Político. Empresario. Sacerdote. Pero si no amamos no nos serviría para nada. ¡Que todo lo que hacemos, lo hagamos dando amor!

 

A los ojos de Dios tan importante puede ser un barrendero como un médico muy famoso... y siendo los dos cristianos puede dar más gloria a Dios el barrendero que el médico, si pone más amor en lo que hace.

 

La gente mayor, quizás no podéis hacer muchas cosas, las energías ya no os acompañan demasiado, pero sí que las podéis hacer con mucho amor. Y esto es lo importante: porque os santificáis y santificáis aquello que hacéis, esparciendo así la salvación...

 

Decía la Beata Madre Teresa de Calcuta: “No estoy completamente segura de cómo será el cielo, pero sí sé que cuando muramos y llegue la hora de que Dios nos juzgue, él NO preguntará, ¿Cuántas cosas buenas has hecho en tu vida?, más bien preguntará, ¿Cuánto AMOR pusiste en lo que hiciste?”. “En esta vida no podemos hacer grandes cosas. Sólo podemos hacer pequeñas cosas con un gran cariño.

 

El Papa Francisco en el documento Amoris Laetitia comenta el himno de San Pablo. Destaco algunos comentarios:

 

“El que ama es paciente, es bondadoso”

“El problema es cuando exigimos que las relaciones sean celestiales o que las personas sean perfectas, o cuando nos colocamos en el centro y esperamos que sólo se cumpla la propia voluntad. Entonces todo nos impacienta.” (92)

 

 “(El que ama) es servicial”

“En todo el texto se ve que Pablo quiere insistir en que el amor no es sólo un sentimiento, sino que se debe entender en el sentido que tiene el verbo «amar» en hebreo: es «hacer el bien».(94)

“…experimentar la felicidad de dar, la nobleza y la grandeza de donarse sobreabundantemente, sin medir,

 sin reclamar pagos, por el solo gusto de dar y de servir. (94)

Al hablar del perdón:

“Por ello, nunca hay que terminar el día sin hacer las paces en la familia. Y, «¿cómo debo hacer las paces? ¿Ponerme de rodillas? ¡No! Sólo un pequeño gesto, algo pequeño, y vuelve la armonía familiar. Basta una caricia, sin palabras. Pero nunca terminar el día en familia sin hacer las paces»[104].

 

“La reacción interior ante una molestia que nos causen los demás debería ser ante todo bendecir en el corazón, desear el bien del otro, pedir a Dios que lo libere y lo sane (104)

 

“Pero la tendencia suele ser la de buscar más y más culpas, la de imaginar más y más maldad, la de suponer todo tipo de malas intenciones, y así el rencor va creciendo y se arraiga.”(105)

 

Vivir todo esto ¿es fácil o difícil? Por nuestras propias fuerzas todo esto no lo podemos vivir. Necesitamos la ayuda de Dios.

 

¿Cómo recibimos la ayuda de Dios? Rezando...

 

Pidamos ahora a Jesús, Hijo de Dios, que nos ayude a amar... y especialmente le pedimos que nos ayude en una cosa que nos cueste. 









SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com