Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 

Oct 2019
MoTuWeThFrSaSu
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      








www
Portada:: Homilia:: Ciclo C:: XXV DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

5 / 5 (12 Votos)




XXV DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

Sat, 21 Sep 2019 21:15:00

CAMINEO.INFO.-


Podría parecer que Jesús con sus palabras hace una alabanza de la corrupción y de los corruptos... ¡¡Y no es así!!

 

Jesús no alaba la corrupción, el desfalco, sino la astucia. Jesús alaba que ante una situación complicada, el administrador ha pensado, ha reflexionado, ha sido sagaz, astuto, y ¡ha encontrado una salida! “Y el amo alabó al administrador injusto, porque había actuado con astucia”.

 

Y atención, porque todo seguido Jesús nos da a todos nosotros un toque de atención... cuando dice: “Ciertamente, los hijos de este mundo son más astutos con su propia gente que los hijos de la luz”. Jesús lamenta que la astucia de los corruptos sea superior a la nuestra.

 

Nos ha de escocer, nos ha de hacer pensar, este reproche de Jesús. Los hombres del mundo para hacer el mal son más astutos, más avispados, que nosotros para hacer el bien. Nos lo dice Jesús a cada uno de nosotros...

 

Con sus palabras Jesús quiere que potenciemos nuestra astucia, que no seamos superados por los hombres del mundo, y la pongamos al servicio del bien, al servicio del Reino.

 

Astucia para tener cura de tu esposa/a. La mundanidad, los criterios del mundo, tienen mucha fuerza. O sois astutos, o habrá problemas.

 

Astucia para educar a los hijos, qué difícil es educar, es necesaria mucha astucia, creatividad, motivación, si hacéis lo que vuestros padres hicieron con vosotros fracasaréis, ¡¡es necesario mucho más!! ¡¡Astucia!!

 

Astucia en nutrir tu fe. La mundanidad nos dice que hemos de ir corriendo todo el día, que hemos de hacer muchas cosas, que hemos de trabajar mucho, que hemos de gastar mucho, salir, viajar, y no queda tiempo para nada más. Astucia para nutrir la fe...

 

Astucia para ayudar a los necesitados. La primera lectura es un grito de queja de Dios contra los que menosprecian un pobre. El evangelio nos habla de que somos administradores. Las dos lecturas están relacionadas, conclusión evidente: astucia para ser administradores de nuestras riquezas, pensando en los pobres.

 

Riquezas como puede ser el tiempo: tenemos un feligrés enfermo, en el hospital, no tiene a nadie, ni hijos, ni nietos, ni sobrinos,... Pues, unos feligreses se están turnando para que no esté solo en ningún momento. La riqueza que dan: su tiempo.

 

Resumiendo: ¡¡Nos falta astucia a la hora de construir el Reino!! Jesús lo sabía, de aquí sus palabras. Nos falta astucia, sagacidad... Pidamos la gracia para serlo en aquellos ámbitos que constatamos la carencia...

 

En este evangelio ¿de qué más nos está hablando Jesús? Jesús nos está hablando de un tema capital y muy reiterativo en sus exhortaciones: el tema de las riquezas. Tres ideas breves:

 

1. No somos dueños de las riquezas sino administradores. Nueve veces aparece la palabra “administradores” o derivados de la palabra. Algún día oiremos de la boca de Jesús estas palabras: “Dame cuentas de tu administración”. ¿Cómo administramos los bienes que Dios nos ha concedido? ¡¡Vale la pena rezarlo!!

2. Expliquemos una frase curiosa: “Ganaos amigos con el dinero de iniquidad, para que, cuando os falte, os reciban en las moradas eternas”. Traducción: Gánate amigos, los pobres y necesitados, a costa de las riquezas engañosas, riquezas materiales, para que cuando desaparezcas, cuando mueras, encontréis quien os reciba eternamente en su casa, los pobres te abran las puertas del cielo. Por tanto, administrar nuestros bienes sobre todo a favor de los más necesitados.

 

3.  Jesús establece un lazo curioso entre los bienes materiales y los espirituales. Dice Jesús: “El que es fiel en lo poco (bienes materiales), también en lo mucho es fiel (bienes espirituales)”. “Pues, si no fuisteis fieles en la riqueza injusta (riquezas materiales), ¿quién os confiará la verdadera?

 

Jesús nos está diciendo: administra bien los bienes materiales para poder recibir los bienes espirituales. No porque Jesús diga “como que no has administrado bien los bienes materiales ahora no te doy bienes espirituales“. No por eso, sino porque si tienes el corazón puesto en las cosas materiales no podrás recibir las cosas celestiales, espirituales. Pues, si no fuisteis fieles en la riqueza injusta, ¿quién os confiará la verdadera?

Resumiendo: potenciemos la astucia, pongámosla al servicio del Reino. De las riquezas que se nos han dado considerémonos administradores, y tengamos en el punto de mira las personas necesitadas.






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO




SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com