Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
Feb 2019
MoTuWeThFrSaSu
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28      


 
http://www.holyart.es



www
Portada:: Homilia:: Ciclo C:: V Domingo del Tiempo Ordinario

5 / 5 (8 Votos)




V Domingo del Tiempo Ordinario


Sat, 09 Feb 2019 22:30:00

CAMINEO.INFO.- Hoy el evangelio “me obliga” otra vez a que os hable de la Palabra de Dios ante la maravillosa catequesis que hoy nos presenta San Lucas  sobre la Palabra.

 

Hace dos domingos vimos con qué unción, con qué respeto, con qué veneración, el Pueblo de Israel vivía la proclamación del libro de la ley que se había hallado reconstruyendo el templo. Hoy el evangelio dice: “La gente se agolpaba alrededor de Jesús para oír la palabra de Dios”. El evangelista San Lucas remarca, resalta, la importancia de la Palabra de Dios para que nosotros le demos importancia en nuestras vidas. Nos hace bien imaginarnos la escena: Jesús rodeado de gente que quiere escucharlo, de tanta gente que tendrá que subir a la barca y desde allí enseñar. Imaginar una multitud escuchándolo nos ayuda a entender que también nosotros lo hemos de escuchar.

 

Pero no acaba aquí la catequesis de Lucas sobre la Palabra: Hoy Jesús le dice a Pedro: “Rema mar adentro, y echad las redes para pescar”. Pedro contesta: “Maestro, nos hemos pasado la noche bregando y no hemos cogido nada”. Pero Pedro añade: “pero, por tu palabra, echaré las redes”.  Por tu palabra, porque confío en tu palabra, echaré las redes.

 

Y la  palabra de Jesús resultó eficaz, la Palabra de Jesús produce lo que dice... La palabra de Jesucristo no es menos eficaz hoy de lo que era entonces. Tenia entonces una eficacia inmediata (lo hemos visto hoy) y hoy sigue teniendo la misma eficacia para producir cambios en nuestra vida espiritual y personal. 

 

La Palabra de Dios es una actividad divina que produce infaliblemente efecto. Si Jesucristo me dice en el evangelio que “busque el último puesto”, “que ame a los enemigos”, o “que cargue con mi cruz…”, eso significa que Él me da una inclinación (unas gracias) para que busque el último puesto, …, …, De aquí la importancia de tener una gran cercanía a la Palabra de Dios, porque Dios actúa a través de la Palabra. La Palabra es una actividad divina, es una fuente de gracias.

 

Pedro confía en la palabra de  Jesús ¿y nosotros?. ¿Cómo nos acercamos a ella?

 

Cuando se dice que el evangelio es muy difícil hay que matizarlo porque no es así. Para un paralítico no es  fácil ni difícil andar, es imposible, pero cuando Jesucristo le dice “anda”, entonces puede hacerlo. Con el evangelio pasa lo mismo, no es fácil ni difícil que yo busque el último puesto, no es fácil ni difícil que ame a los enemigos, no es fácil ni difícil que cargue con gozo mi cruz,… Es imposible por mí mismo. Y posible con Jesús.

 

No se puede hablar de que es fácil o difícil, es un don, una gracia que se recibe, en función de nuestra proximidad a la persona de Jesucristo. Demasiadas veces queremos vivir un cristianismo voluntarista (yo, mi voluntad, mi esfuerzo, mis capacidades) y no fundamentado en la transformación que el encuentro con Él opera en nosotros.

 

Volvemos a la escena del evangelio: Pedro y sus amigos están toda la noche pescando y nada. Se pesca de noche, que es cuando los peces suben a la superficie, y de día bajan a las profundidades, y no se pesca. Y siendo de día, Jesús les dice que vayan a pescar.

Nunca han pescado de día.

Contradice todo lo que ellos, pescadores, saben de pesca.

Se lo está diciendo un nazareno, Nazaret no está junto al mar, ni junto a ningún lago.

Jesús no ha sido nunca pescador.

Y a pesar de todo ello, Pedro obedece. Pedro, el impulsivo, el líder, obedece…

 

Miremos de obedecer la Palabra de Dios, ¡probemos de llevar a cabo eso que nos propone! ¡¡Y veréis que funciona!!

 

Y Jesús le dice: “No temas; desde ahora serás pescador de hombres”. Desde ahora en lugar de peces, pescarás hombres para introducirlos en la barca, símbolo de la Iglesia.

 

En esta tarea: pescar hombres para introducirlos a la Iglesia. Nosotros no sabemos, yo el primero. Vamos con unos criterios que no funcionan. Si supiéramos, aquí estarían vuestros hijos, nietos, y amigos. Es Jesús quien sabe pescar, y quien nos ha de enseñar a hacerlo. A él nos hemos de dirigir, preguntar, implorar, cómo puedo “pescar” a… fulanito... Él es el gran pescador...

 

De lo que estoy seguro, es que cuanto más cerca estemos de la Palabra, mejores pescadores seremos... que así sea...






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO




SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com