Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Sep 2017
MoTuWeThFrSaSu
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Homilia:: Ciclo C:: II Domingo de Adviento

5 / 5 (3 Votos)



II Domingo de Adviento

 
Mon, 07 Dec 2015 11:34:00

CAMINEO.INFO.-

BARUC 5, 1-9
SALMO 125
FILIPENSES 1,4-6.8-11
LUCAS 3, 1-6


Sorprende un poco que un tercio del evangelio de hoy haga referencia a datos históricos, “En el año quince del reinado del emperador Tiberio, siendo Poncio Pilato…, y Herodes…, y su hermano Felipe…, y Lisanio…, bajo el sumo sacerdocio de Anás y Caifás”.

Esta larga introducción tiene una intención desmitificadora. ¡Vamos! Que no estamos hablando de un mito, de un cuento, sino de hechos históricos. Como decía muy bien el Papa Benedicto: no es la fe la que da lugar a una historia, es la historia, unos hechos históricos, los que dan lugar a la fe.

Hoy en día hay un deseo de reducir a mito todo lo que hace referencia a Jesús. Por ejemplo, cuando la alcaldesa de Barcelona pone al lado del nacimiento, referencias a cuentos catalanes. Vaya gol nos ha marcado!!. La jugada parece inocente, porqué no quitan el pesebre, pero el marco en el que lo sitúan es el mito, el cuento. Y esto es muy peligroso. Prefiero más que lo quiten a que lo rodeen de referencias a cuentos.

Porqué los mitos, son mitos, y tienen poca fuerza. Y la historia es la historia, y esta es la que da lugar a la fe. ¡No nos dejemos robar la historia!

El grito del adviento: “Venid Jesús, venid”. Pienso que es un grito que ha de brotar de nuestros labios. Pienso que las noticias, lo que pasa, nos ha de llevar a rezar “Venid Jesús, venid”. Ante la violencia de género: en diez años, un millón quinientas mil denuncias (y sabemos que muchas veces las mujeres no denuncian) y ¡¡trescientas mil condenas!! Ante esto “Venid Jesús venid”. Ante el lamentable espectáculo de los políticos catalanes: “Venid Jesús venid”. Ante promesas incumplidas sobre el aborto por cobardía, por motivos electorales: “Venid Jesús venid”. Ante el drama de los refugiados que desaparece de los medios de comunicación; “Venid Jesús venid”. Y tantas otras realidades... “Venid…”

Queremos que Él venga a nuestra sociedad, a nuestras estructuras, instituciones, y decisiones... Pero, también intuimos que sólo hay un camino posible: que primero venga a nuestro corazón.

Hoy Jesús con este evangelio hace dos “toc-toc” a nuestro corazón. Dos caminos por los cuales quiere entrar en nosotros.

Primer “toc-toc”: dice el evangelista “Vino la palabra de Dios, sobre Juan, hijo de Zacarías, en el desierto”.

A través de la palabra, Jesús llama a la puerta de nuestro corazón. La palabra de Jesús no es como las palabras de los hombres. Sus palabras son espíritu y son vida. Sus palabras expresan la vida y comunican la vida. Su palabra tiene capacidad de transformar tu vida. El evangelio como el libro que tendría que estar cada día en nuestras manos. Él te habla... ¡Propósito de adviento!

El otro “toc-toc” de Jesús a nuestro corazón viene de la predicación de Juan: “Y recorrió toda la comarca del Jordán, predicando un bautismo de conversión para el perdón de los pecados”. Lo que propone el profeta que precede a Jesús para poder acogerlo bien, es participar de un rito que te perdona los pecados. Este rito, hoy en día, se llama Sacramento de la reconciliación. Por el sacramento de la reconciliación, Jesús llama a la puerta de tu corazón para abrazarte, para perdonarte, para darte su fuerza que te aleja del pecado...”

Dice el Papa Francisco: “Quisiera preguntaros: ¿cuándo ha sido la última vez que te has confesado?... ¿Son dos días, dos semanas, dos años, veinte años?... si ha pasado mucho tiempo, no pierdas ni un día más, ves, que el sacerdote será bueno. Está Jesús allí,..., Jesús te recibe, te recibe con mucho amor. ¡Sé valiente y ves a confesarte!

Celebrar el Sacramento de la Reconciliación, significa estar envuelto en un abrazo cálido: es el abrazo de la infinita misericordia del Padre.

Muchos me habéis dicho que este Papa os gusta, que os encanta, su modo de ser, su discurso, sus gestos... pero, no tendría sentido que el día que nos habla de la reconciliación: “por aquí me entra y por aquí me sale”.

Que la soberbia no nos haga menospreciar este sacramento. “Preparad el camino del Señor, enderezad sus sendas”. Para poder acogerlo, participemos de un rito que nos perdona los pecados...






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com