Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Nov 2017
MoTuWeThFrSaSu
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Homilia:: Ciclo B:: XXIX Domingo del Tiempo Ordinario

5 / 5 (2 Votos)



XXIX Domingo del Tiempo Ordinario

 
Sun, 18 Oct 2015 20:45:00

CAMINEO.INFO.-

ISAÍAS 53, 10-11
SALMO
32
HEBREOS
4, 14-46
MARCOS
10, 35-45

Hoy empiezo con una pregunta: ¿Qué es lo más importante en tu vida? (¡pensémoslo!... silencio)... a veces hago esta pregunta, que no es tan difícil. Pero, como que hoy en día vivimos tan acelerados, no nos paramos, no hacemos silencio, no nos hacemos preguntas, entonces, ante la pregunta muchos quedan descolocados.

¡Lo más importante es saber qué es lo más importante!

¿Qué es lo más importante en tu vida? ¿A qué aspiras ahora en tu vida? La seguridad material, que a los tuyos no les falte de nada, que las cosas te vayan mejor en el trabajo, que mejore la relación con la esposa o el marido, la educación de los hijos,...

A Jesús dos discípulos le plantean sus aspiraciones de poder, de influencia. Y Jesús responde “…el que quiera ser grande, sea vuestro servidor; y el que quiera ser primero, sea esclavo de todos. Porque el Hijo del hombre no ha venido para que le sirvan, sino para servir y dar su vida en rescate por todos”.

Jesús nos dice lo qué es más importante: ser servidor, servir a los demás, darse a los demás, hasta dar la vida. Lo más importante en tu vida y en la mía, es amar de verdad. ¡Aquí nos lo jugamos todo! Por esto, la vida la tendríamos que entender como un aprendizaje para amar, que nunca se acaba.

“Dios es amor”, nosotros estamos hechos a imagen y semblanza de Dios, lo cual, quiere decir que nosotros “somos amor”. Quiere decir que crecemos como personas, que maduramos como personas, que entramos en el camino de la felicidad personal, ¡cuando amamos! Nuestra estructura antropológica es ser “hombre-para-los-demás”. Por esto, decimos que nos lo jugamos todo, porque para ser feliz, sólo hay un camino: amar de verdad, al estilo de Jesús.

La tendencia contraria es a encerrarnos en nosotros, buscarnos a nosotros: que yo esté bien, mi capricho, mi preferencia, mi deseo. Yo, yo, yo. A veces, la tendencia egoísta se disfraza con excusas, somos tan buenos poniendo excusas, yo el primero, tenemos una gran capacidad de autojustificarnos: “¡ya hago bastante por los hijos, que no molesten más...!”, “esta/e mujer/marido no merece ser amada/o”, “hasta que no valoren lo que hago iré a medio gas”, “siempre tengo que hacerlo yo, ¡qué m.!”

Nos cuesta amar, y entonces, para no reconocer nuestra debilidad buscamos, la excusa. ¡La excusa salvadora!. La excusa que te dice: no hace falta que ames, no hace falta que sirvas, no hace falta que te des... (¡Es el mal espíritu que nos habla!)

Nuestra humanidad está herida, nos cuesta amar, y si nos parásemos e hiciéramos silencio, y mirásemos en nuestro interior, lo descubriríamos en seguida.

Dos tendencias luchan en nosotros: la tendencia a servir a los demás y la tendencia a ir a la nuestra. ¿Qué tendencia está ganando en tu vida?

Siempre he pensado, porque lo he observado, que la mujer tiene una tendencia natural más fuerte a servir a los demás, que los hombres. ¡Pienso que está bastante claro!

Dice la leyenda india que en nuestro interior hay dos perros, un perro bueno y un perro malo, y luchan entre ellos, el perro ganador es el que está más alimentado.

¡Y cómo nos alimentamos para amar?, ¿cuál es la dieta perfecta? Yo propongo una dieta que no parece demasiado equilibrada, pero que funciona: cada día un café, y el sábado/domingo un gran banquete.

Cada día un café; quiere decir, cada día hacer un café con Jesús. ¡Eh, que quedas con un amigo para hacer un café!, y es un momento de encuentro, de compartir, de descanso, de coger fuerzas,... Pues, haz lo mismo con Jesús: un ratito de diálogo con Él (explicando lo que vives, ilusiones, esperanzas, necesidades, y escuchándolo a Él en el silencio o en la palabra). ¡Este café te cambia la vida! Y no es un slogan publicitario, ¡es verdad!

Si alguien no sabe cómo hacer este café o lo quiere hacer de más calidad, siempre podéis venir a hablar conmigo. Tengo materiales muy buenos que ayudan a hacer este café.

Cada sábado/domingo un banquete; quiere decir participar de la eucaristía. Jesucristo te invita a este banquete, no puedes fallar. Jesucristo te espera, no puedes fallar. Jesucristo te habla, no puedes fallar. Jesucristo se entrega a la cruz por ti, no puedes fallar. Jesucristo desea la comunión contigo, no puedes fallar. ¡Jesucristo te envía, lleno por su palabra y transformado por la comunión con Él, a cambiar el mundo! ¡Que así sea!






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com