Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Dec 2017
MoTuWeThFrSaSu
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Homilia:: Ciclo B:: XVII Domingo del Tiempo Ordinario: Este si que es el Profeta que tenía que venir al mundo.




XVII Domingo del Tiempo Ordinario: Este si que es el Profeta que tenía que venir al mundo.

 
Sun, 26 Jul 2015 10:21:00

CAMINEO.INFO.-

LIBRO SEGUNDO DE LOS REYES 4, 42-44
SALMO 144
EFESIOS
4, 1-6
JUAN 6, 1- 15


Como ya sabéis he estado esta semana de campamentos con los adolescentes y jóvenes de la parroquia. Ha sido una gran experiencia donde unos y otros nos hemos ayudado a crecer. Como hilo conductor seguíamos la obra de Tolkien “El Señor de los Anillos”, que no es lo que parece. Nada más lejos de ser una novela de batallitas en un mundo fantástico. Es un relato que presenta las grandes cuestiones, las grandes preguntas. Un relato muy religioso y profundamente cristiano.

Como siempre empezamos mirando a Jesús. Fijamos en Él la mirada y vemos cómo Él actúa. Nos hace falta una mirada profunda que nos permita descubrir aquello que está haciendo. Y después pedirle el don de poder actuar nosotros igual...

Jesús detecta el hambre. Es bonito entrar en la escena y contemplar un Jesús que como ama y es sensible, se da cuenta que la gente necesita comer. Jesús mira, observa, y el hecho de buscar el bien del otro, y no estar centrado en él mismo, le capacita para ver lo que el otro necesita. Primera enseñanza importante en mirar a Jesús; Si estamos centrados en nosotros no descubrimos el hambre de los demás. ¡¡Nos hace falta descentrarnos!!

En los campamentos, el primer día, les hablamos de la misión. La misión de Frodo, protagonista de El Señor de los Anillos, era eliminar el anillo. El anillo es un símbolo de la tendencia al mal que hay en nosotros. La misión de Frodo era también la nuestra; eliminar el mal que hay en nosotros. Como que esto de eliminar el mal queda muy abstracto, les propusimos siete u ocho males y tenían que escoger uno. Algunos de los males que les proponíamos erradicar iban en este sentido de no estar centrados en ellos mismos. Por ejemplo;
. Cerrarme con “los dos” de siempre.
. Despreocuparme del que está más solo.
. Mirar por mí antes que por los demás.

Cuando me descentro puedo descubrir la necesidad, el hambre del otro. Jesús vive plenamente descentrado... Le pedimos que nos ayude. Es una gran lucha el descentramiento... y conseguirlo nos da gozo... Uno de los jóvenes en la puesta en común, lo decía... “Veo que siempre estoy mucho pensando en mí, y mi misión era no hacerlo... Y esto me ha hecho estar mucho mejor.”

Descentrados detectamos las hambres de los demás. Hambre física, hambre espiritual, hambre de valores, hambre de compañía, hambre de amistad verdadera.

En la puesta en común final, pregunté en qué se diferencian nuestras colonias de las que hacían con el instituto. Y hubo un alud de comentarios en el sentido de que en las nuestras encontraban valores, ideales, buen ambiente, buenas relaciones, amistades auténticas,... ¿De qué nos habla esto? Sus comentarios son un signo del hambre de valores, de proyecto, de sentido, de ideales, de verdad, que hay en el corazón de toda persona... especialmente de los jóvenes...

Hay muchas hambres a nuestro alrededor. Dejemos de mirarnos el ombligo y descubramos el hambre de los que nos rodean... como hizo Jesús.

Por tanto, primera idea: miremos de no estar centrados en nosotros mismos para poder descubrir el hambre de los demás. Como Jesús hizo...

Segunda idea: acaba el evangelio diciendo: “Jesús entonces, sabiendo que iban a llevárselo para proclamarlo rey, se retiró otra vez a la montaña él solo”. Jesús hace un gesto (contracultural) que hemos de entender si queremos parecernos a Él. Podríamos pensar; si eres rey tendrás poder, influencia, autoridad, podrás establecer tu reino... Pero el camino de Dios, el camino de Jesús, no es éste.

La salvación viene de lo pequeño, del último, del pobre, del humilde. Vemos en el Antiguo Testamento como Dios escoje lo que no cuenta: Moisés era tartamudo. El rey David era e último de 7 hermanos al que no tenian en cunenta. El A.T. está lleno de ejemplos de este tipo. Y en el N.T. Dios escoje a Maria; una chica senzilla, de pueblo, de un pueblo insignificante ... como madre de su Hijo, cuando podria haber escojido a una princesa.

El gesto de Jesús de hoy, es un gesto mas en este camíno que se nos propone de no buscar honores, fama, medallas, aplausos, poder ...

El tercer día de campamentos la dinámica empezaba haciendo una pregunta: ¿quieres ser un héroe? Cuando pensamos en un héroe pensamos en un tío estilo Rambo o Schwarzenegger. Tolkien nos presenta a Frodo como el prototipo del héroe cristiano, ¡¡como el modelo de lo que es el héroe cristiano!! Frodo es un hobbit. Los hobbits son pequeños, poca cosa, pacíficos. Su triunfo no viene de su fuerza física, ni de su inteligencia, ni de ser grandes estrategas. Su triunfo viene de su generosidad, su donación, y, especialmente, de su humildad. Es la humildad aquello que le permite llevar el anillo. La humilitat como el antídoto contra el mal!! ¡Qué gran belleza tiene esta idea!

Es la humilidad la que hace que Jesús hoy se retire solo a la montaña ... Es la humildad la que hace de nosotros unos autenticos heroes que comunican la salvacion allí donde van. Pidamos a Dios el don. Que así sea.





Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com