Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Sep 2017
MoTuWeThFrSaSu
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Homilia:: Ciclo A:: XXVI Domingo del Tiempo Ordinario

5 / 5 (1 Votos)



XXVI Domingo del Tiempo Ordinario

 
Sun, 27 Sep 2015 11:03:00

CAMINEO.INFO.-

NÚMEROS 11, 25-29
SALMO 18
SANTIAGO
5,1-6
MARCOS
9,38-43.45.47-48


Jesús no deja nunca de sorprender. Hoy nos presenta un sentido de salvación universal total. Digo “total” porque el evangelio de hoy hace de esta salvación, una salvación “especialmente universal”. ¿Qué quiero decir?

Dice Jesús: “El que os dé a beber un vaso de agua, porque seguís al Mesías, os aseguro que no se quedará sin recompensa”.

¿Qué nos está diciendo? Ningún gesto de caridad queda sin recompensa. Ningún gesto de caridad queda sin recompensa. ¡Qué bonito! Todos aquellos que hacen el bien, sean cristianos o no lo sean, sean practicantes o no lo sean, tendrán su recompensa. Todos estamos incluidos en esta frase.

Este planteamiento teológico tiene dos enseñanzas para nosotros:

a) Si Jesús es tan benevolente, tan misericordioso, tan integrador, tan abierto, ¿por qué nosotros no lo somos? ¿Por qué ponemos barreras? ¿Por qué miramos al otro por encima del hombro? ¿Por qué le juzgamos? ... ...
Estamos llamados a pensar como Jesús, actuar como Jesús y sentir como Jesús. Por tanto, es preciso hacer nuestra esta magnanimidad, este deseo de abrazarlo todo. Al final, esta frase se manifiesta como un ejemplo más del gran amor de Dios por toda la Humanidad. El amor de Dios rezuma por cada palabra que sale de la boca de Jesús.

Este evangelio interpela a la Iglesia... la división de la Iglesia. ¿Cómo estar divididos entre nosotros cuando Jesús hace un planteamiento tan integrador? Qué gran pobreza querer que todo el mundo piense, sienta y actúe, como uno mismo. ¡¡Qué bonita es la diversidad y la pluralidad!!

Que no digamos nunca, ni pensemos nunca, lo que hoy Juan dice a Jesús: “No es de los nuestros”.

A veces, encuentro rectores de parroquias que quieren que todos sus colaboradores piensen y sientan exactamente como él. Y tienen unos problemas y unas luchas, y hacen sufrir tanto a los feligreses. Con lo bonita que es la diversidad y la pluralidad en el pensar, en el sentir y en el hacer.

b) Segunda reflexión, a partir de lo que se ha dicho antes. Nos podríamos preguntar... “¿entonces los que no van a misa y hacen el bien irán al cielo?”. Respuesta “Sí”. Y “¿entonces de qué nos sirve ir a misa?”. ¡¡Pensadlo!! ¿Si hacemos el bien ya vas al cielo, de qué sirve venir a misa?.... ¿Os habéis hecho esta pregunta?... Quien haga esta pregunta, quizás, es porque no ha tenido un encuentro personal con Cristo y vive la misa como un deber, como una obligación.

De qué sirve ir a misa ..: ¡¡Hay tanta riqueza, tanta sabiduría, tanta plenitud en el Cristo!! (Camino, Verdad, Vida, Luz). Si Él nos convoca a participar de la eucaristía, ¡cómo no venir! Es tan sublime la eucaristía; es tan bonito escucharlo comunitariamente, seguirlo comunitariamente, entrar en comunión con su persona, sentirte enviado como comunidad a transformar nuestro pueblo, nuestro mundo. Se nos dan tantas gracias cuando seguimos a Cristo, como Él desea ser seguido. ¡Por esto evangelizamos!

Y todo esto que digo nos ilumina la segunda parte del evangelio. El pecado rompe, nos aparta, de todo esto que estamos diciendo. De aquí que la advertencia de Jesús sea tan vehemente. “Más le valdría que le encajasen en el cuello una piedra de molino y lo echasen al mar. Si tu mano te hace caer, córtatela: más te vale...”... Y, si tu pie te hace caer… Y, si tu ojo te hace caer…”

No hemos de entender sus palabras en un sentido literal, pero, sí tomarnos muy seriamente unas palabras tan impresionantes. Lo decíamos el otro día ¿cuál debe ser la vivencia interior de Jesús para expresarse de esta manera? Pienso que si se expresa de esta manera es porque ve el pecado como el mal más grande para la persona. No hay nada peor que el pecado. Nada hace más daño que el pecado. Nada rompe más el plan de Dios que el pecado de los hombres.

Las palabras de Jesús son una llamada a dejar cualquier cosa que te haga pecar. Romper radicalmente con cualquier cosa que te haga pecar. No podemos jugar con el pecado, ni con las ocasiones de pecado.

Si quedar con las amigas es ocasión de pecar, no quedes. Si salir de noche es ocasión de pecar, no salgas. Si el ordenador es ocasión de pecar, no lo abras en ciertos momentos, o hazlo en un espacio comunitario.

Lo que nos hace infelices es el pecado. No es la enfermedad, no es el dolor, es el pecado. ¡El pecado es lo que nos hace infelices! ¡Por esto evangelizamos!

La motivación para evangelizar es doble: que descubran toda la riqueza que hay en el Cristo y eviten toda la infelicidad que se encuentra en el pecado.





Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com