Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 

Oct 2020
MoTuWeThFrSaSu
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  



 






www
Portada:: Habla el Obispo:: Monseñor Joan-Enric Vives Sicília.:: No podemos rendirnos ante la injusticia

5 / 5 (20 Votos)


CAMINEO.INFO.-


No podemos rendirnos ante la injusticia

Monseñor Joan-Enric Vives Sicília. Obispo de Urgell
Wed, 17 Feb 2010 07:31:00

Monseñor Joan-Enric Vives Sicília.

CAMINEO.INFO.- El drama del terremoto de Haití ha logrado que este pequeño país tan pobre aparezca en el mapa y conozcamos su situación real de pobreza y subdesarrollo. A menudo nos interpelamos sobre lo que podemos hacer ante tanta miseria que proviene de unos pecados de personas y grupos, y de un pecado estructural. El Papa Juan Pablo II hablaba así el 25.8.1999: "La interdependencia de los sistemas sociales, económicos y políticos crea en el mundo múltiples estructuras de pecado (cf. Sol. Rei Socialis 36). Se da una tremenda fuerza de atracción del mal que lleva a considerar como «normales» e «inevitables» muchas actitudes. El dolor aumenta y presiona, con efectos devastadores, las conciencias, que quedan desorientadas y ni siquiera son capaces de discernir. Y al pensar en las estructuras de pecado que frenan el desarrollo de los pueblos menos favorecidos desde el punto de vista económico y político se siente la tentación de rendirse ante un mal moral que parece inevitable. Pero el anuncio de la victoria de Cristo sobre el mal nos da la certeza de que incluso las estructuras más consolidadas por el mal pueden ser vencidas y sustituidas por estructuras de bien (cf. SRS 39)."

Es verdad que estamos sufriendo una crisis de graves dimensiones que afecta a los grupos más vulnerables de la sociedad, pero esta situación, lejos de ser un pretexto para el desánimo y para el desencanto, debe servir para repensar el modelo económico y social que hemos forjado y corregir sus errores y excesos. La pretendida solución marxista se ha mostrado incapaz (cf. Cent. Annus 42), pero perduran en el mundo fenómenos de marginación y explotación, sobre todo en el tercer mundo, así como fenómenos de alienación humana, especialmente en los países más avanzados. Vastas multitudes viven todavía en condiciones de una gran miseria material y moral. Y existe el peligro de que se difunda una ideología radical de tipo capitalista, que hasta rechaza el tomarlos en consideración, porque a priori considera condenado al fracaso cualquier intento de afrontarlos y, de una manera fideista, confía en que se resolverán con el libre desarrollo de las fuerzas del mercado.

Se impone la necesidad de repensar qué futuro imaginamos y actuar solidariamente para hacer viable una "civilización del amor". Alentados por el Espíritu del Dios Amor podemos vencer las estructuras de pecado y asentar una comunidad de paz y de justicia. El declive de las utopías no debe conducirnos al desánimo. Al contrario, la lucha por la justicia social, por la tierra, por la equidad y el respeto de los derechos humanos, por la defensa de un entorno natural habitable, son muy urgentes en nuestro presente. Escribe Benedicto XVI en su última encíclica Caritas in veritate: "La crisis nos obliga a revisar nuestro camino, a darnos nuevas reglas y a encontrar nuevas formas de compromiso, a apoyarnos en las experiencias positivas y rechazar las negativas. De esta forma, la crisis se convierte en una ocasión para discernir y proyectar de una manera nueva. Conviene afrontar las dificultades del presente en esta clave, de manera confiada más que resignada"(n. 21).

La crítica de las zonas oscuras del presente no debe interpretarse en términos derrotistas, sino como un estímulo para mejorar, para hacer de este mundo un hogar donde todos podamos vivir dignamente, con la calidad que corresponde a toda persona creada a imagen y semejanza de Dios. Así nacerá un compromiso solidario sostenido. Como decía muy bien la beata Teresa de Calcuta, "a veces sentimos que lo que hacemos es tan sólo una gota en el mar, pero el mar sería más pequeño si le faltara una gota".






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com