Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Sep 2017
MoTuWeThFrSaSu
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Habla el Obispo:: Monseñor Carlos Osoro Sierra:: CONVERSIÓN E ITINERARIO DIOCESANO DE RENOVACIÓN



CAMINEO.INFO.-

CONVERSIÓN E ITINERARIO DIOCESANO DE RENOVACIÓN

 
Mon, 14 Mar 2011 13:01:00

CAMINEO.INFO -Valencia/ESPAÑA- Hemos comenzado la Cuaresma. El miércoles de Ceniza en toda la Iglesia comienza un camino de conversión. La Cuaresma es un tiempo de preparación para celebrar la Pascua. Por otra parte, nosotros, los cristianos de esta Archidiócesis de Valencia, estamos convocados, personal y comunitariamente, a empezar un tiempo de renovación de nuestra vida que comienza, precisamente, el mismo día que se inicia la Cuaresma. Y es que este tiempo litúrgico de la Cuaresma y el Itinerario Diocesano de Renovación nos están llamando a una conversión.
¿Qué es en realidad convertirse? Algo tan sencillo como buscar a Dios, caminar con Dios, seguir con docilidad las enseñanzas de su Hijo. No creáis que convertirse es hacer un esfuerzo sobrehumano para autorrealizarse. Sabéis muy bien que el ser humano no construye su propio destino, no es un ingeniero que construye sus propios puentes de paso, ni un arquitecto que diseña su propio destino eterno. Tenemos un destino más alto. Por ello, la conversión consiste, en primer término, en no considerarnos creadores de nosotros mismos. Situarse así en la vida es un error con unas consecuencias graves para construir nuestra historia personal y colectiva. Qué hondura más grande alcanza la vida cuando entendemos que la conversión consiste en aceptar, libremente y con amor, que dependemos totalmente de Dios, en definitiva, que dependemos del Amor. Pero os diría algo que es mucho más profundo: no se trata de dependencia sino de llegar a la libertad máxima y verdadera. Cuanto más dependemos de Dios más libres somos y cuanto más dependemos de nosotros mismos más esclavitudes asumimos. En definitiva, este tiempo de Cuaresma y estos años de Itinerario Diocesano de Renovación, son una llamada a seguir con sencillez y confianza al Señor, a fin de que se haga verdad en nuestra vida lo que la Beata Teresa de Calcuta decía: que Jesús sea para cada uno “mi todo en todo”.

Fuerza y trascendencia

¡Qué fuerza y qué trascendencia tiene este tiempo de Cuaresma y esta acción pastoral que comenzamos en nuestra Archidiócesis de Valencia! Déjate conquistar por Nuestro Señor Jesucristo. Quien se deja conquistar por Él, no tiene miedo de perder su vida, porque fue en la Cruz donde Él nos amó y se entregó por nosotros. Y es que, perdiendo por amor nuestra vida, la volvemos a encontrar. La Palabra de Dios que cada domingo de Cuaresma vamos a tener la gracia de escuchar nos puede ayudar a dejarnos conquistar por el Señor. Nos ayudará a dejar nuestro comportamiento habitual para emprender otro diferente, nos animará a prescindir de la búsqueda egoísta de nosotros mismos para ponernos al servicio del Señor. Nos ayudará a conformar nuestra vida con la de Jesucristo. Sin embargo, hay algo que deseo deciros con una claridad máxima: al implicar la conversión el abandono del modo anterior de vida para adentrarnos en una experiencia nueva, se incluye la penitencia como momento que es irrenunciable. Alcanzamos la máxima expresión de comunión con Jesucristo, cuando reconocemos la verdad de nuestra existencia y recurrimos al Señor para que nos devuelva el frescor de su vida que nos entregó en el Bautismo. La máxima concentración de esa vuelta a la vida de Dios la encontramos en la celebración del Sacramento de la Penitencia.

Domingos de Cuaresma

¿Qué nos entrega la Palabra de Dios que estos domingos de Cuaresma vamos a escuchar? En este itinerario de conversión que comenzamos el miércoles de Ceniza, el Señor, en el primer domingo de Cuaresma, nos invita a contemplar cómo Él asume la condición humana, reconociendo la dependencia de Dios y el rechazo a un proyecto autónomo. Por eso, rechaza las tentaciones y realiza una adhesión incondicional al plan de Dios (Mc 4, 1-11). El segundo domingo de Cuaresma, Nuestro Señor Jesucristo se transfigura, nos hace ver su glorificación y revela a los apóstoles la tierra prometida, les advierte que, para acceder a ella, hay que recorrer el camino que pasa por la cruz y la resurrección pero, al mismo tiempo, nos hace descubrir a través de la experiencia de los apóstoles lo a gusto que se encontraban en esa situación, “hagamos tres tiendas” (Mt 17, 1-9). El tercer domingo introduce un signo, el agua: nos hace ver que no solamente existe el agua que sacia la sed en el desierto de la vida, sino que existe un agua que da la vida eterna y que solamente podemos hallarla en el encuentro con Jesucristo, donde encontramos también la verdad de nuestra vida y descubrimos la necesidad de un cambio de fundamentos (Jn 4, 5-42). El cuarto domingo de Cuaresma nos entrega otro signo, la luz: nos introduce en el camino de conversión con más hondura, nos habla de la fe y de la confianza; el que cree y confía en la Palabra de Jesús llega a la luz como el ciego. Se trata de vivir una adhesión cada día más fuerte a Jesucristo y de vivir en confianza absoluta hacia su persona (Jn 9, 1-41). El quinto domingo de Cuaresma, además de ser anuncio y signo de la Pascua del Señor, presenta una dimensión bautismal: Jesús restituye a Lázaro la vida que reposaba en el sepulcro (Jn 11, 1-45).

¡Qué maravilla vivir la Cuaresma! La oración, el ayuno, la limosna, serán armas para escuchar con más diligencia la Palabra de Dios, para dar una nueva orientación a nuestra vida conforme a la que nos manifiesta Jesucristo, a hacer memoria de nuestro Bautismo, a experimentar la necesidad de reconciliación con Dios y con todos los hermanos. En definitiva, como nos dicen las lecturas de estos próximos domingos que os invito a que meditéis, será un tiempo para decir con el Apóstol: “a quién vamos a ir si solamente tú tienes palabras de vida eterna”, es decir, de adhesión al plan de Dios; de saciar la sed de felicidad que tenemos en lo más profundo del corazón; de vivir fuera de la oscuridad a plena luz y de descubrir la vida verdadera, la que el Señor nos regala en el Bautismo, y que muy a menudo tenemos escondida.

Con gran afecto, os bendice

Carlos, arzobispo de Valencia.






Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com