Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 
 
 
 
 
Sep 2017
MoTuWeThFrSaSu
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  


 
http://www.holyart.es

www
Portada:: Habla el Obispo:: Monseñor Carlos Osoro Sierra:: EL MISTERIO DE BELÉN, EN TU CORAZÓN

5 / 5 (2 Votos)


CAMINEO.INFO.-

EL MISTERIO DE BELÉN, EN TU CORAZÓN

 
Fri, 24 Dec 2010 13:01:00

CAMINEO.INFO -Valencia/ESPAÑA- Cuando dentro de unos días vamos a vivir la Navidad, cuando nos vamos a saludar, además, con un “¡Feliz Navidad!”, cuando el ambiente que respiramos todos en lo más profundo nos hace sentir un latido muy especial, que los cristianos llamamos presencia de Dios y que nos hace más humanos y con más capacidad para descubrir las necesidades del otro, yo quiero acercarme a todos los hombres y mujeres de Valencia, para deciros: “colocad el misterio de Belén en vuestro corazón”. Es más necesario que nunca.

Veréis. Últimamente, parece que estamos amenazados por muchas cosas, pero sobre todo por lo que producimos, es decir, por el resultado del trabajo de nuestras propias manos y más aún por el trabajo de nuestro entendimiento y por las tendencias de nuestra voluntad. El ser humano vive cada día más en el miedo. Está temeroso de que sus productos –es verdad que no todos– puedan ser dirigidos de manera radical contra él mismo y puedan llegar a ser instrumentos de autodestrucción. Hoy tememos la crisis económica, que está afectando de una manera dramática a muchas familias, pero no hay duda de que es más fuerte la crisis moral y ética. El avance de la humanidad está marcado por el dominio de la técnica y está exigiendo un desarrollo proporcional de la moral y de la ética. Sin embargo, el progreso, cuyo autor y artífice es el hombre, ¿hace la vida sobre esta tierra más humana? ¿La está haciendo más digna del hombre?

Precisamente, en esta Navidad y en este próximo Año Nuevo, deseo deciros esto: hay que hacer posible que el hombre, en cuanto hombre, se haga de veras mejor, más maduro espiritualmente, más consciente de la dignidad de su humanidad, más responsable, más abierto a los demás, particularmente a los más necesitados y a los más débiles. En suma, tiene que estar más disponible a dar y prestar ayuda a todos. Esto nos lo tenemos que plantear todos los cristianos, porque Jesucristo, además, nos ha sensibilizado así en torno al problema del hombre. También invito a todos los hombres y mujeres de buena voluntad a hacerse esa misma reflexión. Y a que nos planteemos esta pregunta: las conquistas logradas hasta ahora ¿van de acuerdo con el progreso espiritual y moral del hombre? ¿o hay degradación de su humanidad? ¿Crece entre los hombres el amor, el respeto a los derechos, o crece el egoísmo en sus múltiples dimensiones?

Para responder a estas preguntas os invito a todos a que hagáis en vuestro corazón el misterio de Belén. Construye en tu corazón el misterio de Belén y hazle presente en todas tus relaciones con los demás. ¿Qué significa construir en mi corazón el misterio de Belén? Hacer posible que en él estén presentes los personajes que definen este misterio: Jesús, María y José.

En tu corazón ha de estar Jesús. Cuando hablamos de verdad, de vida, de camino, de libertad, de bondad, de entrega total a todos los hombres, de cómo hay que estar junto a los demás, de apertura a Dios, de justicia, de misericordia, de perdón..., todas estas palabras tienen rostro y tienen un nombre: Jesucristo. Por eso te digo que en tu corazón tiene que estar Jesús para que podamos entregar esto a los demás, Entregándole a Él, estamos regalando todas estas dimensiones de la vida humana y transfiguraremos ya en esta tierra el mundo. Hay que mirar al hombre, a todos los hombres, como los mira Nuestro Señor Jesucristo, con “los ojos de Cristo mismo”. Cuando lo hacemos así, nos hacemos más conscientes de ser custodios de un gran tesoro que no nos es lícito estropear, sino que debemos hacer crecer continuamente hasta que se parezca cada día más a Jesucristo. ¡Cuánta necesidad hay de que Jesús nazca en el corazón del hombre! ¿No os dais cuenta de la urgencia que existe de la verdad, de la insaciable cercanía del bien, del hambre de libertad, de la nostalgia profunda que existe de lo bello, de oír la voz de la conciencia?

En tu corazón ha de estar, también, Santa María. Y debe estar haciéndote ver lo que Ella vivió en el portal del Belén. Tuvo dos dedicaciones esenciales: contemplar a Jesús, es decir, mirar a Jesús, y vivir siempre, según lo había prometido a Dios en la Anunciación, de su Palabra. Acojamos en nuestro corazón a María para vivir de esta manera: miremos y contemplemos a Jesús; que cada día que pase lo conozcamos un poco más. En la medida que lo conozca y vaya entrando en más relación con Él, viviré una comunión mayor con Él y tendré necesidad, no solamente de hablar de Él, sino de hacerlo ver a Él a todos los que me encuentre por el camino. Acojamos en nuestro corazón a María para vivir de la palabra de Dios como Ella. A nuestra vida llegan muchas palabras, pero muy a menudo no tienen contenido, ni metas, ni orientaciones verdaderas, ni me construyen, más bien me dispersan. Vivamos de la Palabra. ¡Tú solo, Señor, tienes Palabras de vida eterna!

En tu corazón ha de estar San José. Él es el hombre de fe. Tiene una adhesión inquebrantable a Dios. Llegaron muchas palabras y muchas razones a su vida pero, a la hora de la verdad, la razón que le movió y le motivó a tener una actitud existencial fue, precisamente, las razones que le daba Dios. En un mundo donde se quiere eliminar la presencia de Dios, ¡qué bueno es tener a San José a nuestro lado y buscar y elegir siempre la presencia que él eligió, la de Dios mismo! Te pueden dar muchas razones, pero ten en cuenta que la única que debe prevalecer en tu vida es la que mantuvo firme a San José en una adhesión inquebrantable a Dios.

En tu corazón, un Belén. En tu corazón, Jesús, María y José. Y verás como cambia tu vida y todo lo que alrededor de ella se mueva. ¡Feliz Navidad!

Con gran afecto, os bendice

+ Carlos, Arzobispo de Valencia







Comenta la noticia

Los comentarios tiene un número limitado de carácteres. Tu mensaje ha de ser corto y conciso. NO OLVIDES INTRODUCIR EL CODIGO DE SEGURIDAD. Si quieres hacer una exposición más prolongada, puedes abrir un tema de debate en los FOROS DE CAMINEO



Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:



SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com