Portada
Vaticano
Realidades Eclesiales
Iglesia en España
Iglesia en América
Iglesia resto del mundo
Cultura
Sociedad

·Homilia Dominical
·Hablan los Obispos
·Fe y Razón
·Reflexion en libertad
·Colaboraciones



 
 

 

 

 

 
Jul 2022
MoTuWeThFrSaSu
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

   


www
Portada:: Colaboraciones:: A solas con...:: Ante el duelo, acompañar en la esperanza cristiana esta Navidad

5 / 5 (15 Votos)




Ante el duelo, acompañar en la esperanza cristiana esta Navidad

Tue, 14 Dec 2021 19:10:00
 
Paqui Pallarés / Mcs Arzobispado de Granada

CAMINEO.INFO.- En numerosas casas, habrá un ser querido que nos falta y ya no está entre nosotros. Una situación especialmente dura en estas fechas próximas a la Navidad. Con el título “Es Navidad y en casa no estamos todos. Duelo en Navidad”, la charla-coloquio que hoy martes día 14 ofrece la Pastoral de la salud, en la parroquia San Juan de Ávila, a las 17:30 horas, intenta ayudar a afrontar ese momento desde la fe y la esperanza cristiana. Conversamos con su Delegado y capellán hospitalario Diego A. Molina.

-- La situación es especialmente evidente en estas fechas próximas a la Navidad. Cómo afrontar esto.
Lo mejor para vivir la Navidad es dejarnos encontrar por ese Jesús que nace.

-- Esta charla-coloquio toca un tema que, podríamos decir, es casi tabú en nuestra sociedad actual: la muerte, la pérdida, especialmente en seres queridos.
Cuando hablamos de duelo, hablamos de cualquier sufrimiento o dolor producido por cualquier tipo de pérdida, bien sea la pérdida de la salud, del empleo… y ahora, muy específicamente, hemos querido enfocar el duelo por la pérdida de un ser querido. Cómo enfocar la Navidad cuando hemos tenido recientemente, o en el último año, la pérdida de un ser querido. La idea es que esta pequeña charla pueda iluminar, dar luz y un poco de esperanza, dar algunos criterios y algunas pautas para que ese dolor, que va a estar ahí, que se recrudece especialmente y profundamente en estos días, pueda ser sanado, sonsolado, perdonado, reconciliado.

-- En qué consiste esta charla. Cómo surge.
Desde la Delegación de la Pastoral de la salud, cada año, cada mes, hacemos dos cosas. Una, en coordinación con la Hospitalidad de Lourdes, que se encarga de una oración y eucaristía por todos los enfermos. Se celebra todos los 11 de cada mes, día de la Virgen de Lourdes, en la parroquia de San Agustín. Invito especialmente, si no podemos asistir, a que ese día nos acordemos de las personas que están solas, de los enfermos, de sus familiares, del personal sanitario. Y esa oración nos lleve un poco a la concienciación y al acercamiento a cualquier enfermo. También todos los meses tenemos una charla formativa, que es esta charla, en la parroquia de San Juan de Ávila. Normalmente, las charlas de formación que se están dando van en consonancia con el lema del año de la campaña del enfermo, que empezamos el 11 de febrero. El lema de este año es “Acompañar al que sufre”. Estamos hablando del tema de la escucha como terapia para acompañar, acogida incondicional, empatía, escucha activa. Y en la segunda parte hablamos de duelo, pérdida, de sufrimiento y cómo iluminarlo también desde la fe. La Delegación de Pastoral de la familia, junto a la Delegación de la Pastoral de la salud, estamos haciendo un curso de dos años, un sábado al mes, para crear un centro de escucha y de duelo en la Diócesis. Una de las charlas es precisamente ésta. Pensé que podía ser un momento bueno e interesante, que nos puede iluminar y ayudar, y ver qué hacer ante esa situación, que creo que se da en todas las familias, donde ha habido una pérdida y un dolor, como ha habido tantísimas muertes en este tiempo.

-- Cuáles son las claves de la charla “Es Navidad y en casa no estamos todos. Duelo en Navidad”.
Es casi imposible condensar en una hora todo lo que uno quiere decir. Empezamos con una pequeña oración. Hablo de lo que es el duelo y algunas características del duelo en general, que puede ayudar e iluminar saberlo, porque no hay dos duelos iguales, porque cada duelo depende del apego, de la relación, del tiempo que ha pasado, cómo se esté afrontando, si está en la fase aguda, si ha pasado un año... Un poco iluminar para que tomemos conciencia de ese tema. Después daré unas pautas para que cada uno pueda coger la que le interese, porque las pautas no son recetas. Aquí no hay recetas, pero sí son muletas que nos pueden ayudar a sanar el duelo. Es importante que esa frase que decimos “ojalá me durmiera el día 23 y amaneciera el 7 de enero” descubramos que, aunque lo deseamos, no es bueno. Hay que afrontar estas situaciones. Hay que pasarlas, porque creo que nos van a iluminar. Y después de la preparación, en la charla habrá un diálogo sincero, incluso con lágrimas de los familiares y de los dolientes (cuando muere una persona, entra en duelo toda la familia), aprender a respetar y a expresar las emociones. Hay que aclarar que no es lo mismo duelo que luto. El duelo es algo que todos vamos a pasar cuando tenemos una pérdida, aunque la manifestación de ese duelo creamos que no existe; y el luto es algo impuesto socialmente, para que se exprese ese dolor, lo tengamos o no lo tengamos. Habrá que ver qué comportamientos evasivos tenemos de ese dolor y qué comportamientos son afrontativos de ese dolor. Y dar pistas de los momentos más dolorosos, como en las cenas navideñas, intentamos simbolizar al ser querido, buscando las tradiciones, aceptar y solicitar ayuda, intentar aliviar el estrés, cuidar el cuerpo y cuidarse, tomar respiro en la reunión. Y al final, hablaré de la esperanza en el duelo. De la esperanza en el Niño que nace y que será crucificado y resucitado. Esa esperanza nace de la misma experiencia de duelo, porque es la experiencia del dolor que se produce por el amor y que nos lleva al dolor de Dios crucificado en la cruz por amor a nosotros. Terminaré con algunas pistas y consejos de cómo tratar ese duelo con los niños, que también están en ese duelo. Cómo hablar con ellos y respetar las emociones. Y los criterios que los especialistas dan para que estos momentos se conviertan en terapéuticos, que no significa sin falta de dolor, y que nos ayuden a afrontar esta situación. Y abordamos el tema de dinamizar la esperanza desde el dolor.

-- Qué nos puedes decir de esa dinamización de la esperanza.
Yo siempre recomiendo que leamos este genio que es Benedicto XVI y su Spes salvi, de gran profundidad. La esperanza se fundamenta en dos cosas. En la confianza, de quién nos hemos fiado. Y la esperanza será mayor en cuanto nuestra fe de verdad no sea un conjunto de ritos muertos y de celebraciones o de tradiciones, sino esa confianza en de quién me fío, sé lo que tú me quieres, Dios mío. Esa confianza y esa esperanza se dinamiza desde la experiencia profunda de amor que nos muestran de alguna forma que, en ese dolor que tenemos, la muerte no tiene la última palabra; que el amor es más fuerte que la muerte y que ese sufrimiento se puede ir convirtiendo y elaborando –el duelo requiere su tiempo- en agradecimiento y ese agradecimiento en esperanza. Y esa fe que se traduce en esperanza, luego, si de verdad se vive, la vamos a vivir desde la caridad en los demás. La misma experiencia de dolor es la que nos va a ayudar a creer, a sentirnos amados y a descubrir cómo el amor es más fuerte que la muerte.







Nombre:
Email:
Titulo:
Comentario:




SI QUIERES COLABORAR CON CAMINEO.INFO PULSA DONAR

Preview Chanel Preview Chanel
Camineo.info 2004-2015

PHPCow news publishing script, content management system Review www.camineo.info on alexa.com